Jueves 21 de noviembre, 2019
  • 8 am

Al final… lo primero es la familia!

Leonardo Vinci
Por

Leonardo Vinci

33 opiniones

Hace algunos años, un canal argentino nos entretenía al mediodía con una divertida comedia que siempre finalizaba con un brindis alrededor de la mesa de mantel largo a cargo de Guillermo Francella, quien alzaba su copa y decía a coro con toda la parentela “Al final… lo primero es la familia!”
El Frente Amplio se ha prestado para toda clase de chanchullos, nunca antes vistos en la administración pública y nos hace recordar la vieja serie televisiva.
Los “impolutos” se han asegurado de acomodar a toda la parentela por medio de “designaciones directas” y dudosos concursos.
Las viejas y perimidas prácticas de la politiquería son un poroto al lado de lo que ha hecho el conglomerado de izquierdas.
Veamos la punta del Iceberg.
El ex Intendente de Montevideo y actual candidato a Presidente de la República, Daniel Martínez, oportunamente, “acomodó” a su hija, ya que las autoridades de la Educación, por medio de la “designación directa”, nombraron a Doña Alejandra Martínez Motta como coordinadora del departamento de Cultura y Diseño del Espacio Sarandí, ámbito de la UTU.
El asunto resulta mucho peor si consideramos que la mamá de Alejandra (la esposa del ex Intendente Martínez) Doña Laura Motta resultó ser una de las consejeras en representación del Frente Amplio en el Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Enseñanza Pública (ANEP).
La Ministra Marina Arismendi, preocupada por el futuro de su hija, decidió proceder a la “contratación directa” del joven Luis Acosta, futuro yerno de la “suegrita”. El muchacho pertenecía hace años al Partido Comunista del Uruguay (PCU) y fue originalmente colocado por Arismendi como responsable del área Relaciones Internacionales del INJU.
Como todo queda en familia, la Dra. Brenda Ibarra, mamá del yerno de la ministra comunista (es decir, consuegra de la ministra) actuaba como directora de la división Jurídica del Ministerio de Desarrollo Social.
Doña Claudia Brovetto, quien se desempeñaba en el programa de bilingüismo del Codicen; es hija del ex Ministro de Cultura y ex Presidente del Frente Amplio, Jorge Brovetto.
Doña Alicia Casas, resultó ser Directora del Archivo general de la Nación y (casualmente) es la esposa de quien fuera Consejero del Codicen, José Pedro Barrán.
Sebastián Scatamburlo Vera, fue nombrado en el Inau. ¡Oh casualidad! Es el hijo de quien fuera Director General del Inau, Fernando Scatamburlo. Fue puesto por el gobierno en un cargo de confianza política.
Pero además, (¡cartón lleno!) se completó el equipo con la sobrina-nieta de Scatamburlo, Luciana Verdún, también en el Inau.
El hijo del entonces senador José Korzeniak (Partido Socialista) que se desempeñaba en el BCU, tuvo la suerte de ser nombrado embajador en México.
Luis Alonso fue nombrado Director del Centro de Capacitación Profesional; siendo el primo hermano de quien fuera Director de Educación del MEC, Maestro Luis Garibaldi.
Gonzalo Carámbula fue Director de Cultura de la IMM; y hermano del ex Intendente de Canelones, Marcos Carámbula. Gonzalo fue nombrado Coordinador del Área Metropolitana.
El sueldo lo paga el BID; pero quien lo propuso para ese cargo fue su hermano el ex Intendente de Canelones, Marcos.
El hermano de la senadora Lucía Topolansky (MPP-MLN) fue Presidente de la Comisión Técnica Mixta, quien sólo había tenido la oportunidad de trabajar en UTE.
La ex esposa del ex Vice Ministro de Industrias, Martín Ponce de León (Vertiente Artiguista), llegó finalmente a un cargo de confianza en el Ministerio de RREE.
El Ministro Astori no se quedó atrás y nombró a su mujer en su Secretaría de Estado, la que luego ingresó a la Cámara de Representantes.
Hace un tiempo, el Inau realizó un concurso para seleccionar al Director Departamental de Canelones. ¡Adivinen! La hermana de una Directora salió vencedora en esa selección; se llama Cristina Alvarez.
En ASSE, el Director Ardús contrató al novio de la hija.
El propio Tabaré Vázquez no se conformó con designar a su hermano como Sub Secretario, sino que tenía a su servicio como chofer a su consuegro.
Ya que la lista es larguísima, mejor seguimos otro día.
Como decía Francella “Al final, lo primero es la familia!”.