Viernes 18 de octubre, 2019
  • 8 am

7/10/2019

IMPOSIBLE CONFIAR

En un centro de asistencia médica de nuestro medio, una embarazada que padece Talasemia (anemia hereditaria) tenía que acudir por cinco días a que su enfermera de confianza le diera dosis de hierro. Los cuatro días todo fue excelente, pero el quinto día la enfermera que comúnmente se encargaba de esta tarea se encontraba ocupada. Una de las enfermeras de turno al tomar conocimiento de lo que necesitaba la paciente puso manos a la obra pero sin antes preguntarle; ¿Cómo te pasan hierro?. La embarazada sorprendida respondió. – Por suero. Según la mujer, la enfermera no tenía ni siquiera idea de cómo destapar el circuito y llevó a cabo la actividad con total desorden, en la imagen se pueden ver las grandes pérdidas que se derramaron en la mano de la embarazada. Imposible confiar plenamente cuando se necesita intervenciones de algunos médicos y enfermeros.

POCA VISIBILIDAD

En las afueras de nuestro local por calle Feliciano Viera por las noches es imposible tener una buena visión de las motocicletas y automóviles estacionados estando dentro. Todo se debe a un foco de luz que tal parece esta quemado y no funciona, esto preocupa importantemente a los funcionarios que se encuentran desempeñando su labor ya que en días anteriores han robado varias motos e incluso dos en un mismo día desde este punto. No sería extraño que la oscuridad y poca visibilidad atraigan delincuentes en horas de la noche y alguien tenga que lamentarse por la pérdida de una propiedad.

1786-2

IMPERFECCIONES PELIGROSAS

Rumbo a Termas del Daymán, del lado derecho de la calzada, en el bitumen se pueden apreciar y sentir sobre todo para quien conduce birodados, líneas e imperfecciones que ocasionan cierta inestabilidad o cambio de rumbo repentino de la dirección en la que se circula. Existen unas líneas que no ayudan al buen manejo del conductor, aún no se ha registrado un accidente por este motivo pero las posibilidades están, además varios conductores optan por manejar por el lado izquierdo y eso tampoco es bueno, un relleno o mantenimiento del asfalto no vendría mal y se eliminarían las probabilidades de siniestros.

NO SE PERMITE

En calle Artigas frecuentemente se ven vehículos que estacionan del lado derecho donde no existen estacionamientos, esto no está permitido y es muy bien controlado por los inspectores de tránsito que en sus recorridos cuando ven que las personas dejan sus vehículos donde no se debe le llaman la atención. Los más comunes de ver son repartidores, distribuidores o también personas que bajan a comprar algo en un kiosco y se van de inmediato. Aunque es más fácil y se ahorra cierto tiempo no deberían de hacerlo.

INEQUIDAD

La propietaria de un almacén se mostró bastante molesta con los controles e inspecciones que se realizan en los locales de su rubro. “Complican al que paga impuestos y está en regla por cualquier cosa pero a los del bagashopping nadie los va a controlar” dijo. No es la primera vez que existen quejas de este tipo, es un viejo reclamo que tal parece nunca se tuvo en cuenta y las inspecciones siguen sin ser igual para todos.