Lunes 6 de abril, 2020
  • 8 am

Inconsistencias y rabietas

Rodrigo Goñi
Por

Rodrigo Goñi

226 opiniones
Diario

Por el Cr. Rodrigo Goñi
Daniel Martínez se enoja cuando no puede justificar ante el periodismo porqué se opone a los allanamientos nocturnos, lo cual es como si se enojara cuando se mira en el espejo, porque olvida que ellos mismos quisieron por ley enviada por el gobierno del Dr. Vázquez permitir que los hubiera. En aquella ocasión, todo el Frente Amplio lo quería y si no fuera porque desde la oposición les dijimos que no era posible porque la Constitución lo prohibía, lo hubieran sacado adelante, lo hubieran votado.
Daniel Martínez se empeña en decir que si ganamos los blancos vamos a volver a un pasado que asocian a la crisis del 2002, olvidando que antes y después de ella, se fue creando un país que permitió tener este presente.
Porque veamos, cuando se habla del progreso hecho por Uruguay en materia energética, con generación eólica, fotovoltaica, etc., toda inversión realizada por privados, la cual fue hecho gracias a una ley de 1997, que obviamente el Frente Amplio votó en contra, pero que una vez fueron gobierno, la usaron y hoy se jactan de sus bondades.
Lo mismo puede decirse de la ley de puertos, aprobada más atrás aún, en el gobierno blanco del Dr. Lacalle, ley que posibilitó el desarrollo portuario de hoy en día, que hasta quisieron derogarla por privatizadora, pero que una vez gobierno, han mantenido y usado.
O la ley de forestación y los tratados con Finlandia que han posibilitado el desarrollo forestal actual, amén de las fábricas de celulosa, incluida la que tanto se jactan que va a realizar UPM en Paso de los Toros.
O la ley de zonas francas que tanto cuestionaron y que no solo respetaron sino que ampliaron otorgando zonas francas por todos lados, no solo para las papeleras, sino hasta para otorgar funcionamiento francos en edificios en medio de la ciudad, donde el trabajo allí realizado queda por fuera de los impuestos nacionales.
O la ley de promoción de inversiones, que posibilitó que se invirtieran a través de ella miles de millones de dólares, y de la que el gobierno sigue esperando el milagro de recuperación para los próximos años.
Y así podríamos seguir con las inconsistencias que Daniel Martínez representa, como máximo protagonista de la defensa de gobiernos, que lo único que hicieron fue aprovechar las ventajas que el mundo nos dio a partir de 2007 y que gracias a una serie de leyes, que daban marco al desarrollo de distintas actividades, votadas antes de que el Frente Amplio fuera gobierno, y votadas con el voto en contra del Frente Amplio.
Son esas inconsistencias ideológicas, que postulan un mundo socialista, y que allí donde se aplicaron solo condenaron a la pobreza y hasta al hambre a la gente que allí vive.
Es por eso que tenemos que cambiar, porque no saben que hacer para salir de este círculo vicioso de estancamiento y endeudamiento, que solo nos conduce a otra severa crisis.