Martes 12 de noviembre, 2019
  • 8 am

El novillo se acerca a los US$ 4,20 y la vaca a US$ 4,00

Al alza y con una presiòn adicional por parte de la industria para hacerse del ganado gordo, que aparece a cuentagotas. Las precipitaciones que se han venido registrando y una tendencia climàtica favorable para la producciòn ganadera, continùan reforzando el posicionamiento del productor a la hora de negociar ante la industria.
La oferta, por tanto, se mantiene muy restringida, sin perspectivas de cambios drásticos en las próximas semanas. Los valores pagados por los ganados siguen afirmándose, en la medida que el productor dispone de pasto y no tiene apuro en embarcar.
La industria, por su parte, continúan sufriendo las alzas de precios, debiendo ponerse a tiro para poder obtener los animales y poder hacer una programación mínima de faena. En la medida que la oferta es escasa, los plazos de entrada son bastante cortos, en torno a los cinco días en promedio.
Del mismo modo, el mercado de reposición muestra una realidad muy parecida, con las categorías más jóvenes valorizándose una semana sí y la otra también, con el precio de la ternera que sigue a la par del ternero, lo que demuestra una realidad de firmeza inédita. Los criadores, por tanto, no están dispuestos a bajarse de sus pretensiones, en la medida que los invernadores siguen convalidando la suba de precios.
El novillo gordo cotiza a US$ 4,2 por kilo carcasa, mientras que la vaca alcanzó la referencia de los US$ 4. La vaquillona, por su parte, volvió a subir, llegando en los últimos negocios a US$ 4,1.
Ovinos
En el mercado de ovinos, sigue recuperándose la oferta si bien todavía no es masiva ni mucho menos. Esto ayuda a que los precios se mantengan firmes, escalando semana a semana, al tiempo que la industria se muestra reticente a aceptar carcasas pesadas.
El cordero pesado cotiza en torno a los US$ 3,9 mientras que el capón se ubica en US$ 3,85. La oveja, en tanto, alcanza los US$ 3,75.