Viernes 22 de noviembre, 2019
  • 8 am

Festejo y ventas totales en el remate de San Rafael

La cabaña San Rafael de Burutaran y Vasco Pampeano, comercializaron ayer sus reproductores en el predio de la Asociaciòn Agropecuaria de Salto, en una tarde noche fría, luego del cambio de clima y las precipitaciones. En la pista una oferta muy bien presentada y previo a las ventas un repaso de la historia de la cabaña y reconocimientos por parte de la Asociación Agropecuaria de Salto, cabaña Bayucuá y Zambrano & Cía a la trayectoria de la cabaña salteña.
Las ventas comenzaron con los vientres, donde las vacas Aberdeen Angus preñadas SA alcanzaron US$ 1.152 de promedio, las vaquillonas SA preñadas US$ 1.104 y las terneras angus US$ 840, con un promedio general para los 37 vientres de US$ 1.062. En tanto que en el Hereford, las terneras hicieron US$ 540 y las vaquillonas preñadas HS US$ 1.020, con un promedio de US$ 780 para todos los vientres Hereford.
En los toros, la oferta estuvo compuesta por 19 Aberdeen Angus, que alcanzaron un promedio de US$ 2.646, con 2 planteleros en US$ 3.300, 13 toros pedigree en US$ 2.585 y 2 toros PC de 2 años en US$ 2.520. Para los Polled Hereford, la oferta también de 19 toros, alcanzó un promedio de US$ 2.612, con US$ 3.000 para los 2 toros PI de 3 años, US$ 2.880 para los planteleros PI y US$ 2.524 para los toros PI de 2 años.
Al cierre de las ventas Gerardo Zambrano, dijo que el remate fue “muy positivo en todos los aspectos, primero porque el homenaje a Omar (Burutaran) y la familia fue muy merecido porque 50 años criando Hereford y 25 Aberdeen Angus, con toda una historia en el sector ganadero, fue algo muy emotivo al comienzo del remate, y despuès una oferta muy buena del primero al último animal. Por eso se vendió el 100% en la pista tanto en vientres como en los toros, con agilidad, valores de mercado”.
Por su parte Alejandro Arralde, destacó la calidad de la oferta presentada, “la gente lo valoró, se colocó el 100%, la mayor parte quedo en la zona norte, porque la gente conoce la preparación y la rusticidad de estos toros”.
Omar Burutaran, uno de los principales de la cabaña, dijo que “fue un año muy especial para nosotros, se vendió todo, los precios son estos, los marcó el mercado y hay que aceptarlos”. Si bien señaló que quizás en otros remates los toros hubieran alcanzado otros valores, “esto es lo que marcó hoy el mercado, nos vamos plenamente conformes con las ventas totales en un momento donde no sabemos que pueda pasar ahora el 30 de octubre, hay incertidumbre”.