Viernes 15 de noviembre, 2019
  • 8 am

Testimonio de una mujer que fue vendida cuando nació confirma acciones de compra-venta de bebés en Salto

 

Por Andrés Torterola.

Luego de la publicación que hiciera CAMBIO sobre la venta de bebés en la década del 70 en Salto, se comunicó con la redacción Nadia Martignone, que es hija adoptiva y habría sido vendida a una familia salteña porque su madre biológica no la quería. Su testimonio deja en evidencia que en Salto operó una red de personas que se dedicaban a la venta de recién nacidos.

ESTABA DESTINADA A OTRA FAMILIA”

Diario

“Te cuento en primer lugar que soy maestra, vivo en Las Piedras, Canelones, trabajo en un Caif y escribo contenidos de programación y robótica para Plan Ceibal. Vivo en pareja y tengo dos hijos de 16 y 6 años. Te cuento esto para que no piensen que es todo esto es mentira.

Viví en Salto hasta el año 2013”, dijo Nadia a CAMBIO.

“Yo me enteré en 1999, tenía 19 años. Mi madre adoptiva (si podemos llamarla así) me lo dijo sin muchas explicaciones. Luego comencé una búsqueda muy dolorosa y poco productiva. Mi partida de nacimiento dice que soy hija natural de mis padres adoptivos y la dirección es Artigas al 600 (puedo pedirla y tendríamos el dato exacto). Me dijeron que nací el jueves 20 de diciembre y ellos (mis padres adoptivos) me fueron a buscar el sábado 22 a la casa de la médico, (CAMBIO se reserva el nombre de la profesional por cuestiones legales), porque mi madre biológica no me quería”, relata. “Hablé con la persona que en su momento les avisó a mis padres adoptivos de mi existencia y me dijo que yo estaba destinada para a otra familia, pero como era muy pequeñita (8 meses) y morocha no me quisieron. Estos detalles son palabras de otros”, aclara.

“Una amiga de mi madre me dio la dirección de la hija criada de la Doctora, que es Profesora de Biología en un liceo de la ciudad y vivía en calle Rodó. Una casona vieja que visité en dos oportunidades sin obtener ningún dato. La primera vez la señora me cerró la puerta en la cara y la segunda hace 8 años me dijo que ella sabía quiénes eran todos los padres pero que no me diría nada”. Hay otra señora que le pasó lo mismo que a la mamá de Natalia Hernández, es idéntica la historia, en la actualidad vive en Montevideo.

RADICARÁ DENUNCIA

Natalia Hernández envió una misiva de agradecimiento y dijo que muy pronto radicará la denuncia para que las personas que hacían estas actividades ilícitas paguen el daño causado. Hernández dijo:

“Antes que nada, os tengo que agradecer, mi publicación en Facebook y la nota del diario me ayudaron mucho en mi búsqueda, estoy muy cerca de encontrar a mi hermano. Pero la historia no acaba aquí, los culpables tienen que pagar por tanto daño causado. Estos días he recibido muchos mensajes, audios de personas mayores que se atendían en casa de la doctora (fallecida hace años) que me explican como esa mujer, practicaba abortos ilegales hasta incluso de 8 o 9 meses de embarazo. Además de dedicarse a dar en adopción o vender niños recién nacidos, pues con ella colaboraban varias parteras”, señaló.