Domingo 22 de mayo, 2022
  • 8 am

Si no gana la oposición

Néstor Albisu
Por

Néstor Albisu

319 opiniones

En alguns oportunidad te contaba que el año 1956,fue especial para mí.Ese año inicié la Universidad y participé por primera vez de elecciones nacionales, cumpliendo 18 años.Aquel gurí salteño se encontró de buenas a primeras con un ambiente cultural y político, muy distinto al de su añorado Salto con la autorización de mi viejo, caudillo nacionalista, quien no obstante permitió que concurriera y leyera todo lo que quisiera sobre otras ideologías políticas. ¿Consejos? No era de darlos, sin embargo recuerdo uno que me fue rmuy útil: ”no creas que todos los buenos están en el grupo que elija s(sean políticos, atletas, científicos de salidas o joda, etc). Hay de distintas calidades en todos,…eso si, tratá que en lo mejor esté tu elegido….si no querés vivir haciéndote mala sangre y rabiando…”.
Fue así que el 1er.año, pasé eschuchando distintas teorías políticas. Sin descuidar el estudio que me permitió rendir y salvar todas las materias. Dos hechos políticos importantes. La aparición del Partido Comunista en distintas versiones (el oficial, el Chino, el Mao, Troskistas,etc), que arrebatan a los anarquistas la dirección del ámbito esrudiantil. Los anarfcos algo impulsivos, pero se jugaban la ropa y el físico por sus ideas. Los hnos.Errandonea, luego docentes y directivos de la Universidad, fueron dos salteños referentes en su momento.
La otrta sporpresa fue volviendo a las elecciones, venía un siglo en que el Partido Colorado) ,había triunfado en todas las elecciones nacionales. Nosotros, los blancos divididos. Por un lado el tradicional Herrerismo y por otro los llamados grupos independientes (en general compuesto por jóvenes, profesionales, etc).
Ese año, los grupos independientes se habián agrupado bajo la sigls U.B.D.(Unión Blanca Democrática). Aprovechando una caída económica general que influía, ambos grupos blancos prepararon su artillería.
Surgieron los 1eros.jingles y frases publicitarias. La más popular y se consideró fundamental pasra el resultado fue aquella que decía: ¡O gana la UBD…o todo sigue como está!
Tan fue así, que dicha frase apareció en muchas de las instrucciones de novedades (para la época), de publicidad. A nivel internacional en prensa especializada.
Estaba pasando la post-guerra Mundial donde nuestros productos alimenticios valían más que el petróleo o el oro. Europa, Asia, África, -entre otras grandes poblaciones-, sufrían del hambre que la guerra había dejado como consecuencia de su paso.
Los productores de alimentos vivieron su época de plenitud económica. Como siempre unos aprovecharon y supieron guardar o invertir. Otros creyeron que ese estado bélico duraría para siempre. Y como siempre pasa, estos últimos comenzaron a sentir la falta de esa entrada de divisas que habían creído eterna. En nuestro ambiente daremos ejemplos que para algunos sorprenderán.
En Montevideo se hizo un referéndum para aumentar el pasaje del servicio de ómnibus y tranvía de $0,10 centésimos a $0,12 ctmos.¡¡SI!! Un vintén($0.02ctmos).Cuando fuimos a estudiar,todo el año el pasaje urbano costaba $0,15, sin variación. La tribuna Colombes y Amsternan para partidos locales,$0.65 centésimos.
Al respecto cuando Peñarol y Real de Madrid juegan la.Intercontinental, la Amsternan costaba más porque era pleno invierno y la posibilidad de recibir sol casi toda la tarde era un plus que se cobró. La broma fue que justo tocó una tarde brumosa .
Pero volvamos a las elecciones. Finalmente, salvo en Artigas, triunfaron los blancos. Pero aquel aviso quedó por años en la memoria de los orientales..
Cambiar había que cambiar o todo seguía como estaba.
Hoy, pasado tanto tiempo nos vuelve aquella frase algo cambiada…pero por causas similares:
¡O gana la oposición o todo sigue como está! ¡Y si los seguis votando y te seguís quejando jodete y andá a quejarte a Magoya!
Hasta el balotaje…….Y ¡suerte!