Domingo 23 de febrero, 2020
  • 8 am

Aceptación y humildad

Gerardo Ponce de León
Por

Gerardo Ponce de León

96 opiniones
Diario

Por Gerardo Ponce De León
No hace mucho días o escritos, en el que les decía de que era para mí, la democracia. Sin importar si los voté o no, les quiero escribir sobre algo que la gente que vive en esta ciudad, y en el campo conocen lo que tomo como ejemplo de aceptación de la democracia.
No bien culminaron las elecciones pasadas, comenzaron a trabajar por su partido, y desde un comienzo se les vio que estaban dispuestos a poner “toda la carne en el asador”. Ellos estaban convencidos que era la forma de colaborar, de mejorar y tratar de llegar a la meta propuesta.
Fueron, para mí, que veía su accionar, que los diarios ocupaban hojas, para mostrarnos lo que ese partido estaba haciendo. Les vuelvo a reiterar que no importa a quien se votó quien lee este artículo, pero no puede negar lo que les escribo, ya que creo que todos sabíamos y veíamos como estaban buscando algo que era un sueño, un anhelo para ellos.
El juego de la democracia, les volvió a jugar en su contra, al igual que en las elecciones pasadas. Si, les escribo sobre el Partido Nacional, en Salto y sobre todo, del Dr. Carlos Albisu y su gente. No creo que sea algo fácil de entender todo lo referente a coeficientes electorales, pero tengo que aclarar que no me quita (personalmente) el sueño de entender o no, como es, que se hace y porque van de un lado a otro. Ya no integré ninguna corte electoral, y ni lo voy a hacer.
Se que el “corzo” va por dentro, pero se que se pedía mesura, que se tenía que esperar los resultados finales, para no hacer festejos, que luego los tenían que “tragar”. Y frente a todo ese trabajo diario, ese boca a boca, kilómetros recorridos, suplir con una sonrisa al cansancio; con resultados inciertos, pero que se sentía la obligación de hacer algo que a cada uno de ellos, los apasiona, porque es la única razón de dicho andar tenga sentido.
Les pregunto ¿alguien sintió una queja? Por eso les decía que el corzo va por dentro, y oculta el sentimiento que se siente en esos momentos. Si leí un agradecimiento a todos los que pusieron su confianza en ellos. para serles más sincero, si me preguntan si este partido aumentó su caudal electoral, les tengo que contestar que no lo sé.
Quiero hacerle llegar, mi más sincera opinión, al Dr. Carlos Albisu y equipo, que lo tomo como un ejemplo muy grande, de lo que es la Democracia. Son ejemplos vivos de: aceptación, humildad y realmente Demócratas. Cuando uno se pone una camiseta y con el correr del tiempo, se nos pega al cuerpo, es la mejor señal de que estamos dejando todo en la cancha. Ustedes lo hicieron y creo que los voy a ver de nuevo, dejando todo por su partido; por lograr metas que muchas veces están lejanas, pero ese transpirar me hace pensar que aman esa camiseta y por ese amor, volverían a dejar todo en la cancha.
Dice un refrán que lo que cuesta vale, pero no se si vuelven al ruedo electoral en el mañana. Pero queden muy tranquilos que han dado todo en la cancha, y son ejemplos de que para hacer lo que se ama, se quiere, nunca el tiempo es perdido, se tiene que perder algo, para tratar de ganar algo, y ustedes lo han puesto en práctica.