Miércoles 20 de noviembre, 2019
  • 8 am

7/11/2019

Diario

CUBRANLA

Ya son incontables los motociclistas y ciclistas que han caído en sus birodados por culpa de la vía que se encuentra frente a Salto Hotel y Casino. Los conductores circulan por calle Uruguay y al girar hacia 25 de agosto, insertan sus ruedas en las ranuras de la vía, lo que produce un gran descontrol del vehículo provocando la caída de los conductores. Las personas creen que lo mejor sería cubrirla con bitumen para que no vuelva a suceder, sobre todo los días de lluvia que son donde siempre una persona se va al suelo por esta causa.
EMBARAZOS ADOLESCENTES
Una lectora dijo que es impresionante y causa gran impacto que entre las mujeres esperando para realizarse ecografías haya adolescentes de 13 o 14 años embarazadas. Se conoce de parte de los doctores que están tratando de disminuir estos casos ya que no se llevan un buen embarazo de parte de las madres tan jóvenes que no acuden a todos los controles, consumen alcohol y drogas en algunos casos. Eso implica que se obtengan bebes demasiado prematuros con todas las consecuencias que esto trae. “Educación y más protección de parte de los padres de esas chiquilinas es lo que falta, deberían de estar estudiando, no esperando para una ecografía” dijo.
EN DESVENTAJA
En desventaja se encuentran las motocicletas que sus propietarios dejan sin ningún tipo de traba de seguridad adicional además de la su manillar, están expuestas totalmente a que alguno de los tantos delincuentes que existen en la ciudad, aproveche el momento y se salga con la suya. Antes que lamentarse por perder una herramienta de trabajo, de transporte o sea cual sea el uso que se le dé a una moto, sería conveniente que invirtieran algo de dinero en una traba que no permita que la moto sea robada, los precios de las mismas son bajísimos en comparación con el valor que tiene una motocicleta.
INTRANSITABLE
Calle Ferreira Artigas, frente a la Citrícola Salteña está siendo motivo de grandes molestias de parte de los conductores de todos los vehículos que por allí circulan. “Ya no son pozos, son cráters, y lo más chicos están uno tras otro como si fueran unos despertadores, imposible manejar así” dijo un lector que se desempeña como repartidor de una distribuidora de alimentos. Según los que conocen más la zona y a diario pasan por el lugar, cada vez que llueve hay que tener sumo cuidado con la velocidad en la que se maneja un vehículo por la gran cantidad de barro que se forma, lo que hace la calle totalmente resbaladiza.
HASTA DONDE LLEGA…
Hasta donde ha llegado la gente que defienden las personas transgénero, a aquellos quienes sus identidades de género son diferentes al sexo que con el que nacieron. Nadie está en contra de este tipo de personas, pero realmente preocupa que al preguntarle a alguien si el día de mañana quiere ser padre de una nena o varón, la respuesta sea “eso no se sabe, depende de lo que él o ella elija ser y los sentimientos que tenga sobre su sexualidad”. “Solamente con contestar si quieren una nena o varón es suficiente, de ahí en adelante se sabe que todo puede pasar y nunca van a dejar de ser sus hijos/as” dijo un lector.