Sábado 16 de noviembre, 2019
  • 8 am

Policía debieron reprimir violenta agresión grupal con balas de gomas

A la 1.10 de la mañana de ayer viernes, un equipo policial fue enviado hasta barrio Burton como apoyo a un funcionario policial que estaba como custodia de una mujer amenazada por violencia doméstica.
En el lugar los funcionarios realizaron una inspección en las afueras de la casa, y allí se les acerca un hombre y comienza a insultarlos con el más bajo vocabulario y trata de agredirlos físicamente.
El hombre fue reducido pero minutos más tarde un grupo de hombres que estaban en las cercanías, al ver la situación arremeten contra los funcionarios policiales, quienes debieron realizar disparos intimidatorios con munición no letal para contener y controlar la situación.
APEDREOS
La situación derivó en intensos apedreos que ocasionaron daños en un ómnibus estacionado cerca y en el patrullero. De toda la situación no resultó nadie lesionado. Una vez que el caso fue puesto en conocimiento de la Justicia, el magistrado actuante dispuso: detención del hombre, acta a los efectivos aprehensores, relevamiento de daños, concurrencia del detenido a Fiscalía en horas de la mañana”.
VIOLENTO PROVOCÓ DAÑOS EN EL HOSPITAL
Un joven de 16 años fue denunciado por su madre, porque llegó a la casa y les robó y además está requerido por la Unidad de Violencia domestica. El caso ocurrió en el barrio Andresito ayer viernes a las 7:30 de la mañana.
El menor fue detenido y trasladado a la Unidad de Violencia Doméstica para comenzar con los trámites de rigor. Luego, cuando era trasladado hasta el Hospital Salto, al llegar, se desacata, provocando que re rompa un vidrio del servicio de emergencia.
El menor fue sujetado por los oficiales y tranquilizado por el médico de guardia y personal.
Consultado, el Fiscal de turno dispuso: Relevamiento de Policía Científica, traslado del menor a una dependencia Policial y se comiencen con los trámites de rigor.