Miércoles 11 de diciembre, 2019
  • 8 am

El mercado de haciendas sigue firme y al alza

El mercado de haciendas un fuego y con una demanda que sigue superando ampliamente la poca oferta disponible, aún luego de haber comenzado la faena de animales con destino a la cuota 481. La necesidad de cubrir negocios ya concretados con el exterior por parte de algunas industrias presiona el mercado en un momento donde los ganados de campo aún no están prontos y la oferta de pasturas recién comienza a brindar en algunos puntos del país el volumen necesario como para terminar ganados.
En este contexto, seguramente algunas plantas trasladen algunas entradas en el tiempo debido a la incidencia de la cuota 481 en su actividad semanal, mientras que otras (más apremiadas) se disputan a precios firmes. En algunas firmas consignatarias hace ya varias semanas la orden es “no pierdas esos ganados” aún si las pretensiones de los productores superan los precios que se están ofertando.
En esta última semana aquí en Salto se dio a conocer una licitación por novillos, claro que con un volumen especial, ganado muy bien terminado, que alcanzó una referencia de US$ 4,41 por kilogramo, de acuerdo a la información brindada por el escritorio José F. Jaso. Fuera de este negocio puntual, el mercado cotiza valores de US$ 4,35 como referencias corrientes para el novillo gordo.
Las vacas también continúan con demanda, en la última semana crecieron en la faena y estando bien terminadas alcanzan referencias de US$ 4,10 a US$ 4,15, con algún lote puntual superando esa referencia. Para la vaquillona los valores van desde US$ 4,15 a US$ 4,20, también con valores superiores, tal cual se informó en la reunión de consignatarios al comienzo de la semana.
¿Hasta cuándo? Es la pregunta que todo productor realiza en estos días y muchos casos se concuerda con los diferentes analistas de que se está cerca del techo, a pesar que hace semanas que se piensa y el mercado responde con una nueva suba.
En el mercado existen algunas variables que podrían permitir pensar en alguna respuesta a esa pregunta, sin embargo hay que ser claro y entender que al mismo tiempo que el mercado se vio impulsado por un llamado “cisne negro” que es la situación inesperada de la fiebre porcina africana que está diezmando la producción de cerdos en China y gran parte de Asia, un cambio en esa situación podría redefinir todo el mercado nuevamente. Como por ejemplo el gran crecimiento que se ha registrado en las habilitaciones por parte de China en varios países exportadores, por ejemplo la habilitación de las plantas en Irlanda, la suma de plantas tanto en Argentina como en Brasil.
Pero por donde pasa algunos de los argumentos de que esta situación está firme y que hasta mediados del año próximo continuaría de esta forma. Primero los negocios concretados en China la pasada semana por parte de la industria uruguaya que marca un incremento de hasta US$ 900 por tonelada para algunos cortes, lo que muestra una demanda firme y a pesar de estar poco competitivos con la región nuestro país mantiene un status en China destacable.
Por otro lado la oferta a nivel mundial descendería en este 2019 por primera vez en 20 años, según informó la FAO. Al mirar en la letra chica, queda claro que el estancamiento en algunos casos y la caída en la producción de carne vacuna se registra en todas las principales plazas exportadoras, por lo que la oferta no podrá cumplir con esa demanda extrema que está teniendo el mercado asiático.
En la interna de nuestro país, la oferta es escasa y teniendo en cuenta que los ciclos ganaderos son largos, demorará en recomponerse ese stock de novillos que hoy está faltando.
Claro que también hay algunos contrastes que pudieran encender luces amarillas en el largo plazo, las industrias han señalado en los últimos meses que se encuentran trabajando a pérdida lo que perjudica en mayor medida a las plantas de mediano y pequeño porte, que para mantener su actividad y cumplir con sus compromisos deben competir con las grandes industrias