Viernes 6 de diciembre, 2019
  • 8 am

Luis Lacalle Pou tiene el compromiso de trabajar con el gobierno y tomar medidas a tiempo

Por Andrés Ferreira.
En la jornada de ayer el Luis Lacalle Pou, candidato a la presidencia, estuvo con la candidata a la vicepresidencia, Beatriz Argimón en Plaza Artigas, hablando para una gran cantidad de gente que fueron a presenciar sus discursos.
LA POBLACIÓN FUE PROTAGONISTA
Argimón dijo que al quedar tan pocos días para la próxima instancia electoral, pueden quedar ciudadanos que duden si van a acompañar al Partido Nacional, es importante que todos tiendan la mano y digan que las propuestas implican un país unido, un Uruguay que no divide, es un compromiso que firmó una mayoría parlamentaria para el próximo gobierno. Los proyectos del Partido Nacional se basaron en temas que el pueblo planteó, la población fue quien dijo que querían plantear una lucha frontal contra la violencia instalada en el territorio nacional, una lucha contra el narcotráfico instalado en el Uruguay que tanto daño hace principalmente a los más jóvenes, son los mismos que hablaron de tener una mejor educación para sus hijos para enfrentar un futuro diferente con un sistema laboral más competitivo, con cambios fuertes y un mejor sistema de salud.
“Fueron todos ustedes que hablaron de esos temas, de la vergüenza que les da las pensiones y jubilaciones que obtienen después de haber trabajado tantos años, de las dificultades que pasan los emprendedores con cargas burocráticas y tributarias que hacen muchas veces que esos proyectos que tienen que ver con sus vidas de emprendedores, se tienen que dejar de lado. El compromiso es de ustedes y no de las cúpulas de los partidos, ustedes son los protagonistas del Uruguay del siglo 21 que trasladaron en esa mayoría parlamentaria” dijo Argimón.
INCOMODANDO AL GOBIERNO
Luis Lacalle Pou dijo que estuvieron en los barrios del departamento, tierra adentro de Salto en contacto con las fuerzas vivas que tanto han hecho por el departamento, un hecho importante en el cual se puede ver que la población es protagonista es que si en Salto se procedió a la apertura de un IMAE, no es por el gobierno, es por los salteños que presionaron para que suceda.
“El pueblo comenzó a darse cuenta lo que necesita, que se une y junta fuerzas revelándose pacíficamente, incomodando a los gobernantes, es lo que está pasando en el país. El 27 de octubre pasó algo único en la historia del país, los uruguayos empezaron a incomodar al gobierno en las urnas, una gran mayoría de hombres y mujeres dijo que quieren empezar un cambio, porque están insatisfechos, mal, y quieren estar mejor mediante un cambio en el país” dijo Lacalle”.
COMPROMISO
El compromiso de los distintos partidos es un compromiso con su gente, con los uruguayos que claman por sentido común, por esa razón los partidos se pusieron de acuerdo, porque el diagnóstico de los partidos del arco multicolor es un diagnóstico de sentido común. La convocatoria es comprometerse con todo el Uruguay, no solamente para el 24 de noviembre, la población debe de tener en claro algo que es muy importante, los partidos políticos que firmaron el acuerdo no lo firmaron para juntarse a ganar, se juntaron para gobernar 5 años juntos, ese es el desafío.
“El país va a ser distinto porque se conformó con gente distinta, que se entendió, se valoró y se respetó” aseguró Lacalle.
Afirmó que en estos últimos días que quedan parece que se entró en un ambiente de vale todo, ya que vale decir que no se aplicará un programa por ejemplo. Vale decir que el programa es una hoja de ruta cuando en realidad es un libro sagrado. Se tiene que ser coherente en estos días, una mentira es una mentira a 20 días de una elección y a 8 días sigue siendo la misma mentira, no se puede engañar a la gente, hay que decirles la verdad.
¿Qué confianza se puede tener en un Presidente de la República que ve para donde viene el viento y cambia de opinión? Si hay un compromiso para el país es mi compromiso para el gobierno, no lo vamos a cambiar” dijo.
EL MAYOR PROBLEMA
El posible futuro presidente dijo que de todos los problemas que tiene Uruguay, hay uno que es el mayor, es la crisis de confianza, la confianza es fundamental para cualquier proceso de la vida, en una pareja, amistad, socio de trabajo, es importante confiar en que mañana va a ser mejor que hoy, para eso hay que creer a los gobernantes. Cuando hay incertidumbre es muy difícil hacer el esfuerzo, se tiene que recuperar el círculo virtuoso de la confianza entre los gobernantes y la gente, y eso se hace con verdad, coherencia, aguantando las ideas.
“Pedimos que se pongan a pensar el lunes 25 de noviembre, ese día cuando se levanten a trabajar y estudiar, tienen dos opciones, los problemas de los salteños van a ser los mismos que se tenían el 24. ¿Los asumimos todos unidos o desunidos? No podemos entrar en la desunión que algunos están desesperadamente tratando de hacer, yo prefiero perder un voto que agraviar y desunir a una parte de la sociedad, no vale la pena” manifestó Lacalle.
MEDIDAS A TIEMPO
El Uruguay ante muchos reclamos que existen, hay uno que es fundamental, la gente dice que tiene problemas, angustias, que necesitan al gobierno, que sus necesidades tienen urgencias, el entender los tiempos de los uruguayos es una forma de quererlos y respetarlos, es importante no solo tener la mejor medida sino aplicarla a tiempo. La concentración debe estar en el 25 de noviembre, ya que lo que va a suceder si el 24 pasa lo que el Partido Nacional espera, el 25 de noviembre no se puede perder tiempo, por eso la intención es a las 15:00 hs junto con Beatriz y un equipo entrar a la Casa de Gobierno a empezar cuanto antes la transición, porque el día más importante del gobierno no es el 1 de marzo, no se puede esperar tanto para hacer las cosas, desde el 25 se debe de comenzar a llevar el compromiso del país a la acción, a los nombres, a los hombres y mujeres que llevarán adelante el gobierno a poner lo negro sobre blanco para explicar y contar las medidas. Se espera que el presidente saliente, Tabaré Vázquez, abra toda la información del Estado, que diga como deja el país, porque si hay algo que está claro es que el gobierno que viene no puede iniciar si no hacen auditorías en cada rincón del Estado para decirle al Uruguay como está y que hicieron los gobernantes con sus recursos, en donde se gastó bien, más o menos, dónde se gastó mal y los motivos por los cuales no llegan a los uruguayos los servicios que deberían de llegar.