Sábado 14 de diciembre, 2019
  • 8 am

Con la industria faenando ganados de feedlot el mercado ajusta a la baja

Ante un escenario donde comienza a aparecer los ganados prontos de campo y de los verdeos que venían atrasados y con una industria que está abocada a la faena de animales de feedlot, se alargan las entradas y comenzó esta semana a ajustarse los precios de la hacienda gorda con destino a faena.
Lo concreto es que los productores con ganados terminados no están especulando y se han posicionado a vender con el objetivo de hacer caja, pero al mismo tiempo para aprovechar estos valores históricos en la ganadería nacional.
La presión a la baja de la industria, además, se ve impulsada por el ajuste que comenzó a realizar China en los valores de la tonelada de carne vacuna, luego de la habilitación de plantas frigoríficas tanto en Brasil como en Argentina y el canal gris de Hong Kong, donde los valores son inferiores a los que cotiza Uruguay.
En este contexto aquel US$ 4,35 que se manejó la pasada semana como valor corriente, se ha venido ajustando y en la actualidad las referencias para el novillo gordo se posicionan entre US$ 4,20 y US$ 4,30. Por su puesto que aún continúan siendo valores históricamente altos para el país. En lo que respecta a la vaca los precios se posicionan entre US$ 4,05 y US$ 4,10, mientras que las vaquillonas entre US$ 4,20 y US$ 4,25.
Aún no es cuantificable de cuánto será el ajuste, pero la industria presiona a sabiendas que tiene ganados para las próximas semanas, por lo menos hasta la segunda semana de diciembre donde se termina la actividad para la cuota. A partir de ahí el mercado definirá su nueva posición de precios.
Ovinos
En el caso del ovino, como es tradicional, en esta época del año, con una mayor oferta a medida que las esquilas están terminadas en la mayor parte del país y se acercan las fiestas, la demanda crece y con ella los valores.
En este sentido la diferencia entre los animales adultos y los corderos es menor que en otros años, con un cordero cotizando entre US$ 4,05 para los livianos y US$ 4,11 para los mamones, mientras que el capón y la oveja lo hacen en US$ 4,02.