Sábado 14 de diciembre, 2019
  • 8 am

Latidos 3-11-19

NO SE LOS AGUANTA

Es impresionante la cantidad de autos que circulan en Salto con la música a todo volumen sin respetar a nadie. Camionetas especialmente diseñadas con equipos de alta potencia para asegurarse que lo que va escuchando moleste a todo el que está a ala vuelta. Una falta de respeto por donde se lo mire y nadie hace nada. Las autoridades comunales que deben tomar cartas en el tema, nunca detuvieron a ninguna persona y este atropello sigue ocurriendo. Se trata de una clara violación a los ruidos molestos que hasta el momento en Salto sigue siendo impune.
COBRO A OJO
Sigue generando disconformidad en los usuarios del taxi en Salto la disparidad de precios por viajes similares que se cobra de acuerdo a la empres o al taxista. Resulta increíble que este tipo de cosas sigan ocurriendo en Salto en casi año 2020, pero pasa. Un lector dijo que de la Terminal de Salto Shopping al Cerro le cobraron 180 pesos. Sin embargo a los pocos días (y no en horario nocturno), volvió a solicitar el servicio pero en otra empresa y desde el Cerro a la terminal el cobro del viaje fue de 250 pesos. “¿Cómo es esto?”, dijo, “¿Dónde está el criterio para cobrar lo viajes?”, se preguntó.
AGUA QUE FLUYE
Un lector que se desempeña como cobrador, dijo que hay muchas calles de la ciudad que están inundadas de agua que producto de pérdidas o de malas canalizaciones provocan que la gente cuando pasa por el lugar no evite salpicarse. En su caso, trabaja en moto, y cada vez que pasa por una calle con estas características, el agua del suelo salpica y lo embarra. “Se debería hacer un chequeo por parte de OSE, para verificar las calles que tienen estas filtraciones, porque es importante la cantidad de las que presentan este problema”, dijo.
PODAS EN LA CALLE
Estos tiempos previos a fin de año, muchos aprovechan para hacer limpieza de sus fondos o predios y suelen retirar la maleza y restos en la vereda. Si no se avisa a Servicios públicos de la situación es probable que ese montón de ramas y hojas secas permanezcan en la vía pública varios días. Esto no solo es un foco para el desarrollo de mosquitos u otros insectos, sino que se corre el riesgo de un incendio intencional que podría llegar a ser complicado. Por esa razón se pide a la población que antes de retirar los restos de limpiezas, se de aviso a Servicios Públicos para asegurarse del día en que se va a pasar por la zona.
VOLVIENDO AL PASADO
Los sacerdotes habían dejado de utilizar el “púlpito”, una especie de cabina abierta que en las Iglesias Católicas se ubican en lo alto para que el cura se pudiese ver y oír desde todo el templo durante su homilía. La llegada de un tiempo más moderno provocó que los sacerdotes prefirieran el contacto con la gente y abandonar esos lugares que los “alejaban” de la comunidad. Sin embargo en los últimos tiempos, muchos curas están volviendo a usar el púlpito y desde ese lugar expresan su mensaje dominical.