Viernes 6 de diciembre, 2019
  • 8 am

El Programa Educativo de Verano cumple 30 años y fortalece su propuesta pedagógica

Luego de tres décadas, el Programa Educativo de Verano continúa siendo una propuesta educativa innovadora, que extiende el tiempo pedagógico a espacios más descontracturados como las piscinas o campamentos, y que apuesta al aprendizaje a través de lo lúdico, el entretenimiento y la creatividad. Unos 800 niños disfrutaron de la experiencia en la edición pasada en Salto y se espera que la cifra se repita para estas vacaciones 2020. El CEIP lleva adelante el Programa Educativo de Verano (PEV) desde hace 30 años y a lo largo de ese tiempo ha tenido diferentes formatos y acentos, de acuerdo con las necesidades de cada población escolar.
MODELO DE INNOVACIÓN
Según el documento 10 claves educativas en el siglo XXI redactado este año por el Consejo de Educación Inicial y Primaria, el PEV representa un modelo de innovación educativa. El programa ofrece una propuesta que considera tiempos lúdicos de juegos, entretenimiento y creatividad combinados con un trabajo que apunta a la convivencia, a la salud y a los aprendizajes desde otros formatos. Asimismo, el PEV constituye una extensión del tiempo pedagógico, entendido como condición necesaria para garantizar el derecho a la educación, el fortalecimiento de los centros educativos, sus recursos y su capacidad de gestión. Esta experiencia amplía el tiempo pedagógico a partir de iniciativas de los equipos docentes, que planifican la propuesta educativa para desarrollar en un centro durante las vacaciones de verano.
ESPACIOS LÚDICOS
En el PEV se generan instancias de campamentos, talleres de arte, de lectura o de robótica, actividades acuáticas en piscinas o playas, paseos, huerta, ajedrez, entre otras. Al mismo tiempo, se fortalecen los hábitos y conocimientos que serán potenciadores del siguiente ciclo lectivo, entre ellos la dimensión discursiva, la lógico matemática, las habilidades comunicativas, socio afectivas, la educación artística y la educación física. Asimismo el PEV prevé el desayuno y el almuerzo para los escolares en las diversas instalaciones sedes, siguiendo la consigna de una alimentación saludable.