Miércoles 29 de enero, 2020
  • 8 am

Crece la confianza en el gobierno de Salto

Álvaro Lima
Por

Álvaro Lima

168 opiniones

Dr. Álvaro Lima
Diputado electo
Frente Amplio Salto
Desde las convicciones trazadas en el devenir del tiempo, fue provocando adhesiones y reconocimientos por la constancia y dedicación sostenidas, impregnadas por el jefe comunal y luego imitadas por su equipo de gobernanza.
Dos notas salientes de la actual administración departamental y nos consta que la misma impresión se ha formado en distintos puntos del país.
Justo en éste estadio de empezar a señalar cuánto hay que hacer para renovar el voto, en el segundo domingo de mayo 2020.
Esos niveles altísimos de aprobación en la población, que forjó el gobierno de Salto, casi una constante en algo más de cuatro años de gestión; ofrecen al cúmulo de grupos políticos del Frente Amplio una oportunidad de seguir respaldando lo hecho.
En otros casos, comenzar un vínculo luego de rendirse mansamente ante la mejor opción de crecimiento y desarrollo plasmado en distintos barrios y localidades del Departamento.
El sub lema de “Unidad para los Cambios” que impulsa la candidatura del actual Intendente salteño, aglutina a 17 organizaciones políticas frenteamplistas. Algunas de carácter nacional y otras con una impronta local pero de mucho recorrido y experiencia.
Las listas 52, 70, 319, 567, 616, 770, 789, 800, 871, 1001, 1070, 1303, 1770, 1916, 2324, 8000 y 99 mil; ya preparan y planifican lo que será la campaña electoral de más cercanía, de más pertenencia quizá y de largo aliento que los trazos empiezan a vislumbrar.
Y las concreciones que han traído más calidad de vida y mejoramiento de la población salteña serán fuente de asambleas, reuniones, actos y recorridas durante bastante tiempo.
Será entonces la ocasión para referirnos al histórico sistema de instalación de contenedores de residuos domiciliarios, implementado por ésta administración.
La explosión constructiva con decenas de viviendas que ya se han entregado a familias beneficiarias, el afianzamiento del sistema cooperativo que ha permitido que la Intendencia de Salto, en éste período, haya otorgado innumerables comodatos para que se pueda edificar.
El sector privado de la construcción encontró la paz que alcanza el grado inversor recuperado y es así que se han construido varios edificios en nuestra ciudad como consecuencia de grandes inversiones.
En otros casos, se continuó con algún proyecto que en el período anterior y con otras autoridades no se había concretado pese a haber recibido desde la OPP las partidas para tales fines una vez aprobada la propuesta presentada.
Pero no debemos olvidar que eso sucedió así porque en el período 2010 a 2015, que finalizó con ollas populares en las plazas y parques, Salto fue el Departamento que menos ejecutó de los 19 en cuanto a proyectos presentados al Fondo de Desarrollo del Interior de la OPP.
Lo que otros y otras no hicieron se concretó en éste período 2015 a 2020 de la actual administración.
La regularización de los asentamientos, como Andresito o La Esperanza, con intervenciones de urbanización involucrando a las familias y a los organismos públicos; significó una enorme experiencia. Se han realizado alrededor de 100 incursiones en todo el país, en zonas de precariedad total.
Hay un antes muy distante de la gente que ha cambiado para felicidad de la población y pretendemos profundizarlo, con más gobierno de la fuerza política.