Miércoles 12 de agosto, 2020
  • 8 am

Hernández: “Se dio algo muy especial”

Cuando Franco Rivero anotó el último penal no quedaban dudas de quién había sido el estandarte, el que había sostenido y después escrito en el capítulo final de la historia. Alfredo Hernández, que justo ante su ex equipo, tuvo el mejor partido del año.
“En primer lugar agradecer a la gente de Ceibal, que a comienzo de temporada me habló para venir, hablo de Darío Rondán, de Ruben González que me dirigió en Dublín; los dos me tuvieron confianza”, comenzó diciendo el golero de 32 años.
“Desde los 16 años que juego, empecé muy joven. Me gusta jugar en un cuadro de barrio; busqué cambiar de aires pero en un cuadro similar al que jugué toda mi vida, Gladiador. Acá me han tratado muy bien y la hinchada me ha apoyado muchísimo, que eso es importante cuando las cosas no salen bien. Fue un año difícil éste para Ceibal pero el grupo y la hinchada lo sacaron adelante”.
La pregunta ineludible, el partido: “Si bien fue mi partido soñado, no hubiese querido fuera contra Gladiador como se dio, pero hoy me debo a Ceibal, hice mi trabajo como siempre y en un momento complicado logré darle el pasaje a la final. El partido fue parejo, estuvo para Ceibal y no lo pudo cerrar, y Gladiador llegó al empate y lo buscó en los descuentos. Llegaron los penales y se dio algo muy especial; cuando se puso 1-3 estaba obligado a atajar los dos penales que quedaban y mis compañeros a concretar, para terminar la primera serie 3-3. No era fácil el cometido. Al ‘Boca’ (Pablo Otorgués) lo conocía bien de Gladiador, sabía como lo tiraba y fue así que pude atajarlo. Después al ‘Loli’ Quiroga, que lo había tirado a un palo contra Universitario y estaba seguro que iba a cambiar el lugar, y por suerte fue afuera. Después llegó el turno del ‘Juanchi’ De los Santos, que también lo conozco de Gladiador, y pensé que lo iba a tirar donde lo remató y pude también atajar. Es una situación que se da pocas veces en la vida, que un equipo no convierta en tres oportunidades y nosotros poder hacerlo. Después, bajo lluvia ver festejar a los hinchas, que se lo merecían, son cosas que no tiene precio”.
¿Y ahora? “Y ahora vamos por otro pasito, que es tratar de ganar el domingo y ahí quedar en igualdad de condiciones. Tendremos enfrente a un gran equipo como Universitario y por eso estamos trabajando muy fuerte en la semana”.