Lunes 28 de septiembre, 2020
  • 8 am

Plaza Rural cerró el año con el 95% de colocación en su último remate

Alejandro Zambrano Zerbino definió como extraordinario lo que para él significa el consorcio de firmas rematadoras que ayer finalizó su 215º remate dispersando 23.696 vacunos, el 95% de lo ofertado.
“Pese a todo lo que se hablaba en la previa por falta de agua en algunas zonas o ajuste del gordo, se dio un gran remate con agilidad, y en el cual hasta subieron los promedios de los novillos formados, de los ganados preñados y de las vaquillonas de más de 2 años”.
Para Zambrano se dan algunas de las situaciones atípicas “que se generan en nuestros eventos y que remate a remate no dejaron de sorprendernos durante todo el 2019”.
Consultado sobre los motivos y razones para que ello se dé, dijo que son muchas, “pero bajo dos máximas que definen al grupo: laburo y creatividad.
Cierre de año
“Inmejorable manera de terminar el año, vendiendo prácticamente 24.000 reses en tres días”, sostuvo el Ing. Agr. Fernando Indarte Gianoni.
El director de Indarte y Cía dijo que si bien hubo correcciones en algunas categorías, en torno al 5%, lo que estimó “totalmente normal”, porque “hay varias de ellas que copian el comportamiento del ganado gordo y otras que estaban más pesadas, como los terneros que valieron 20 centavos menos, pero había un solo lote de menos de 140 kilos, por lo que al bulto quedaron valiendo más que el remate del mes pasado”.
Destacó además el 95% de venta, asegurando que “lo que no se vendió, tuvo oferta, pero había gente que tenía pretensiones por sus ganados, que no encontraron a la demanda”. Al respecto afirmó: “nos encargan vender los ganados y tener los compradores, a veces las pretensiones son un poco altas y no lo avala el mercado”.