Domingo 23 de febrero, 2020
  • 8 am

Con grado inversor, inversión hortícola 2030

Álvaro Lima
Por

Álvaro Lima

174 opiniones

Dr. Álvaro Lima

Diputado electo

Frente Amplio Salto

Lo bueno merece continuidad. La voluntad inquebrantable del Gobierno de Salto acaba de doblegar 30 años de búsqueda esquiva con un proyectó que recién ahora, en éste tiempo: produce realidad.

Diario

La Central Hortícola del Norte comenzó con un proceso de construcción a cargo de la empresa Blardoni, como manera de reafirmar que los mega emprendimientos que ésta Administración impulsa; superan todas las identificaciones políticas.

Nada de esa importa si se prioriza el bien común, el desarrollo hortifrutícola, un mercado operativo y de rentabilidad que crece desde nuestra ciudad.

Una formidable concreción para éste 2019 que ofrece a la región, un Departamento con hábitat propicio para ir sembrando desarrollo productivo y reactivación laboral.

El jefe comunal deslizó, en el predio donde estará el mercado del Norte “…la obra tendrá un costo aproximado de 5,5 millones de dólares en un plazo de ejecución de 1 año y medio…”.

En la superficie escogida, se instalarán 50 puestos o stand de comercialización de frutas y hortalizas de unos 40 metros cuadrados cada uno. Además, habrá packing, cámaras de frío, playa de maniobras de maquinaria y transporte.

Cuanto mérito debemos de reconocer a ésta Administración que cambió devastación económica y deudas al mundo cuando asumió a mediados de 2015 por terreno propicio para la confianza de inversores y grupos financieros deseosos de cristalizar Salto 2030.

La mirada se eleva y encuentra una década por delante con varias iniciativas: proyecto El Milagro, el puerto de barcazas, emprendimiento de urbanización en Daymán o la reactivación del ferrocarril.

Pero asimismo, nos consta que nada es en soledad. El Fondo de Desarrollo del Interior (FDI) de la OPP viene destinando apoyo técnico y en partidas de dinero que hacen posible la realidad de la Central Hortícola con el compromiso de las 7 gremiales de productores.

Esfuerzos de gobierno nacional y departamental han hecho visible este venturoso presente.

Salto es 2030 y va mucho más allá. Para alegría de la gente y regocijo de un país.