miércoles 7 de diciembre, 2022
  • 8 am

Justicia Civil se expidió a favor de Blanca Filippini en juicio por mala praxis iniciado hace casi 11 años

 

Por Karina De Mattos.
La Justicia Civil de Salto falló a favor de Blanca Filippini, -la niña que hace 11 años fue víctima de mala praxis en el Hospital Regional de Salto y tras una peritonitis sufrió amputaciones de sus dos piernas, el antebrazo izquierdo y dos dedos de su mano derecha-. CAMBIO dialogó con el abogado de la causa, el Dr. Pablo Perna.
-¿Cuál fue el resultado del fallo del caso de Blanquita Filippini?
-El primer fallo que se ha tenido aquí en Salto del Juzgado de quinto turno, ha sido favorable a la posición que nosotros sostenemos, de responsabilidad médica en el caso de Blanquita Filippini. Donde claramente se demostró que en la atención el sistema Hospital Regional de Salto funcionó mal, y que el hecho de haber funcionado de forma deficiente privó de chances a Blanquita de que el resultado fuera otro y no la amputación de sus dos piernas, su antebrazo izquierdo y sus dos dedos de la mano derecha. Por lo tanto la Jueza entendió que en definitiva si el servicio y el sistema del hospital hubiese funcionado de forma correcta, las posibilidades de poder salir de una intervención exitosa y no con esas consecuencias, hubiesen sido otras.
-¿Como fue el largo proceso legal de 11 años?
-Fue un proceso bastante arduo, teniendo en cuenta que cuando nosotros presentamos la demanda, la presentamos con un informe médico del Dr. Conrado Bonilla, dónde decías que había responsabilidad médica, pero ASSE al momento de contestar presenta una investigación administrativa que dice que estaba todo bien. Que no había responsabilidad médica, avalando lo que había dicho la Ministra de Salud Pública en aquel entonces, María Julia Muñoz.
Quién al haber tomado el caso estado público dijo que había sido un diagnóstico tardío pero que no había mala praxis. Lo que se olvidó de decir la ministra era que fue un diagnóstico tardío porque el sistema funcionó de forma deficiente. En este tiempo se solicitó una pericia que salió favorable en el sentido de que es contundente que existió responsabilidad médica. Cuando le preguntamos a los peritos en que se basaban cuando determinaban que no existió responsabilidad médica, un de las cosas garrafales que decían era que Blanquita era una desnutrida crónica, para tirarle la culpa a la familia para salvar la responsabilidad. Uno de los médicos dijo que pesaba 10 kilos con tres años, lo que determinaba bajo peso. Lo que no tenía en cuenta era que en ese momento ya le habían amputado sus miembros con quince días de internación y cinco intervenciones quirúrgicas.
-¿Cuáles son los próximos pasos?
-En este momento estamos al menos en esta instancia contentos de que la visión de la juez de primera instancia coincide con lo que nosotros estábamos diciendo, vamos a esperar si en definitiva ASSE apela o no. Teniendo en cuenta que hace diez años se cometió esta injusticia y hoy tenemos una niña que a parte e haber sufrido va a seguir sufriendo las consecuencias el resto de su vida. La única forma de resarcir ese daño es el económico. Por lo tanto si este fallo queda firme va a tener un resarcimiento para poder cubrir el daño sufrido por el mal actuar del Hospital de Salto.