Lunes 6 de abril, 2020
  • 8 am

15/2/2020

Soledad

OTRO MÁS

En lo amplio del departamento cada tanto se comienzan a ver grafitis, pero no de los de gran elaboración como lo son los de el artista José Gallino, sino palabras o nombres que empiezan a ser vistos con gran frecuencia y en todas partes. Anteriormente alguien escribía “RAMO” y lo hizo en varios muros y paredes de Salto, ahora estas palabras en inglés que no se comprenden mucho, ya se vieron 3 muros pintados igual a este. Se desconoce si se quiere enviar un mensaje, manifestar algo o simplemente una persona quiere dejar su firma, lo cual no está bien hacerlo de esta manera.

NO TIENEN LA CULPA

Una mujer que llevó a su bebé a emergencias pediátricas del Hospital Regional Salto dijo que fue atendida por una doctora que no la trató para nada bien. “Solamente fui a consultar porque pensé que podía pasarle algo a mi bebé y no solo lo revisó así nomás, sino que me habló de mala forma”. Hay que recordarles a los médicos del Hospital Salto que si están saturados y no cuentan con demasiados recursos humanos los pacientes no tienen la culpa, los médicos deben tratarlos de la mejor manera y brindarles la mejor atención, de lo contrario no están en condiciones de atender a un paciente.

Soledad

PIENSAN DIFERENTE

Hay ciertas mujeres que no están de acuerdo con las manifestaciones feministas ni con que se rechacen regalos como varias lo hicieron ayer en el día de los enamorados por diferentes motivos, ya que creen que no es justo y les parece patético. Otro de los reclamos feministas es la igualdad, por lo que estas mujeres también proponen que en este día sean las mujeres las detallistas y paguen una cena romántica o hagan obsequios a sus par

ejas, si tanto desean igualdad. Es todo un tema el movimiento feminista, algunas mujeres se van a un extremo y otras son coherentes en los ideales que defienden.

DESASTRE

Un desastre, así califican en Salto al carnaval, hubo escuelas de samba citadas a las 21:00 horas y fueron a desfilar recién a las 04:00 de la madrugada, no solo eso, sino que tampoco habían baños donde los integrantes de cada escuela puedan hacer sus necesidades, con tantas horas de espera es de no creer que nadie tuvo ganas de usar un baño, quizás por eso se explica que, además del olor a cerveza que quedó en calle Julio Delgado, también olor a orina. Otra de las quejas es por parte de los vecinos de alrededor de plaza Flores por la gran cantidad de vidrios y plásticos rotos en las calles.

INCREÍBLE

Estudiantes de la Universidad de la República fueron a rendir exámenes y se encontraron con que no había aire acondicionado. “Con el calor insoportable que hizo ese día no sabíamos que hacer para dejar de transpirar, no se puede creer que no haya aire acondicionado en una Universidad” dijo un estudiante. Hoy en día el calor no es el mismo que el de hace 10 años atrás, donde abriendo las ventanas y con un ventilador se solucionaba, ahora se necesita un aire, de lo contrario no se puede permanecer dentro de ambientes cerrados, mucho menos en zona urbana.