martes 6 de diciembre, 2022
  • 8 am

Se recomienda mantener la distancia entre los trabajadores en la zona de chacras

Existe en el área agropecuaria una serie de tareas en las cuales se necesita una importante cantidad de personas, como lo puede ser la cosecha o siembra de un cultivo a nivel de chacras, la esquila, entre otras. Teniendo en cuenta la obligatoriedad existente de la presencia de un médico especialista en salud ocupacional en las empresas, dialogamos con la Dra. María Elena Roig, de Laboratorios Roig en Salto, sobre las recomendaciones ante esta situación.
La profesional indicó que las medidas son las mismas que se realizan para la población en general, «se debe tener presente de implementar medidas como son la higiene personal, el aumentar el lavado de manos y hacerlo de forma más frecuente, el alcohol en gel también es importante». Ante la escases de este producto o un sobreprecio del mismo, la Dra. Roig recordó que el alcohol en gel «no sustituye, ni es mejor que el lavado de manos».
Respecto a la zona de chacras en particular, la profesional recordó que existe una recomendación de «evitar a nivel general la aglomeración de personas», si bien reconoció que en este caso los trabajadores están al aire libre, dijo que «no está de más respetar las distancias entre personas y personas, cuanto más distante estemos de la otra persona es mejor».
En el caso de los invernáculos, «se podría tener en cuenta el disminuir el número de trabajadores dentro del invernáculo y así mismo también respetar la distancia entre los mismos» señaló Roig.
La presencia de estos profesionales en las empresas es prevenir problemas de salud y accidentes entre los trabajadores, que sean provenientes de su propia tarea, por lo cual consultamos a la especialista sobre la responsabilidad del empresario si se detecta un caso de este tipo en un grupo de trabajo. «Como hoy en día se trata de una pandemia, es decir una afectación a nivel global, en este caso no incurriría el empleador en ninguna falta» dijo.
Igualmente recordó que «es recomendable que facilite al empleado todos aquellos medios posibles para conservar la higiene personal y de todos los trabajadores que tiene a cargo».
En el área ganadera la situación es diferente, los riesgos son menores, pero igualmente existen. La Dra. María Elena Roig dijo que en este tipo de sistemas de producción «el trabajador rural se vería favorecido, porque se encuentra en una situación aislada en el campo, en la cual no tiene contacto con el resto de la población, por lo que en ese sentido se vería protegido».
Sin embargo en aquellas oportunidades donde se realizan tareas específicas para las cuales ingresan personas ajenas al predio, la profesional recomendó que «se debería solicitar a esa persona el cumplir con las medidas de higiene. El lavado de manos y tener los medios para poder facilitar eso».