Lunes 6 de abril, 2020
  • 8 am

Por mayoría: Trabajadores decidieron parar la industria frigorífica del 1 al 8 de abril

La realidad es que no todos entienden el paro de actividades como una salida a la actual situación del trabajador en la industria frigorífica. Lo cierto es que el gremio de los trabajadores hasta el plenario de la jornada de ayer en Durazno, estaba partido en tres: los que reclaman un paro de actividades, los que paran pero quieren una compensación económica y lo que entienden que parar no es la solución a los problemas. Así definió Martín Cardozo la situación dentro el propio gremio y explicó que desde su punto de vista la coyuntura actual trascendía a un conflicto gremial.
En la última reunión con el gobierno y las gremiales empresariales, el gremio volvió a plantear un párate total de actividades, sin embargo las autoridades explicaron que luego de las empresas y servicios esenciales, viene la cadena alimentacia en importancia, por lo tanto la industria frigorífica no detendría sus actividades aún en momentos de una cuarentena total. Tal cual a venido sucediendo en los países de la región donde se ha tomado medidas extremas de control, como en Argentina.
Pero la problemática de los trabajadores va más allá de parar o no, el tema es que existe dentro de los trabajadores una población de riesgo, que como medida de precaución está siendo enviada de licencia y posteriormente al seguro de paro. En algunos casos no es aplicable esta situción por lo que se reclama un seguro especial por parte del gobierno.
Uno de los puntos más relevantes planteados en dicha reunión es la obligatoriedad de los industriales de mantener la distancia entre los trabajadores, aún en sectores donde prácticamente es imposible alcanzarlo. Como lo es en las mesas de desosado por ejemplo.
Además el gobierno puso a disposición de los trabajadores una línea de comunicación, en la cual se comprometen a realizar inspecciones inmediatas y urgentes, si la empresa no cumple con las medidas planteadas. Es decir que si existieran plantas frigoríficas que no siguieran las recomendaciones realizadas por el Estado, se inspeccionarian y sancionarian de manera tal que el trabajador pudiera contar con estas medidas de seguridad.
Aquí una pausa en los planteos, el trabajar a un menor ritmo de faena, significa una menor cantidad de animales faenados, al mismo tiempo un menor ingreso para los trabajadores, que en su gran mayoría por contrato tienen que cubrir cierto nivel de faena para alcanzar sus ingresos y en algunos casos premios especiales. Dentro de la actual situación eso no sería posible.
Si bien, gran parte de los trabajadores entiende que está situación debe resolverse desde otro punto de vista, en una negociación que permita lograr una mejora general, debido a que luego del 8 de abril, con o sin la presencia del virus se tendrá que volver a trabajar, el plenario de la Foica decidió detener sus actividades.
En este sentido emitieron el siguiente comunicado, donde si bien reconocen las medidas paliativas aportadas por las Autoridades de Gobierno para enfrentar la situación, en su resolución se plantea el desacuerdo con la actitud adoptada por el Estado:
Reunidos en Plenario Nacional:
Encontrándonos en una situación de Emergencia Sanitaria, donde miles de trabajadoresestamos hacinados en nuestros centros de trabajo, siendo estos una fuente de riesgo de contagio, no solo para nosotros sino también para el resto de la población; en tal sentido entendemos la urgencia de tener una Pausa Sanitaria en la primera semana del mes de abril, donde siguiendo el lineamiento del Ministerio de Salúd Pública (MSP), el cual ha planteado en reiteradas oportunidades que la línea de contagio y de expansión del Coronavirus (Covid-19) se dará en dicha semana.
Por tal motivo, creemos que las Autoridades del Gobierno y Cámaras Empresariales hacen caso omiso a esta situación crítica.
Sin desconocer que las Autoridades del Gobierno han planteado medidas paliativas que son de recibo por los trabajadores, pero NO suficientes en esta situación de Emergencia.
Visualizando la postura nombrada anteriormente, al no ver cambios en esta que contemple la necesidad imperiosa de una Pausa Sanitaria:
Se resuelve:
A partir del miércoles 1 de abril de 2020 nos Declaramos en Conflicto hasta el 8 del mismo mes, asumiendo como trabajadores la responsabilidad de cuidar a nuestros compañeros, sus familias y el pueblo en general, con el fin de reducir el riesgo lo mejor posible y en manifiesto desacuerdo con la actitud adoptada por las Autoridades del Gobierno y las Cámaras Empresariales.
Comisión Directiva