Jueves 28 de mayo, 2020
  • 8 am

Desarrollo Social y Udelar llevan registro de unas 32 ollas populares en Salto donde comen 3.500 personas

Por Karina De Mattos.
Actualmente en Salto hay registradas 32 ollas y/o merenderos y se está atendiendo a una población estimada de de 3.590 personas. El número ha ido aumentando estas iniciativas de ollas populares. en diferentes barrios y clubes deportivos. El trabajo de organización generalmente surge de los propios vecinos que después coordinan con el Centro Coordinador de Emergencias Departamental (CECOED), que es el ámbito donde se reciben las donaciones y se las distribuye. A nivel de la Intendencia y de las fuerzas vivas siempre se está presente en apoyo de forma individual o colectiva a determinadas ollas.
ATENDIENDO LA EMERGENCIA
La directora de Desarrollo Social de la Intendencia de Salto, Lic. Graciela García, dijo “estamos coordinando también con el Centro Comercial, organizándonos y reuniéndonos para ver de qué manera se puede atender de forma colectiva, la problemática social que surge en este momento. La Universidad es parte de la tarea y estamos trabajando en forma mancomunada”, señaló. “Estamos intentando, -dado que MIDES en este momento estaba muy saturado-, de cruzar la información con la finalidad de dentro de las posibilidades poder apoyar a las familias con canastas a través de la Intendencia. Porque uno lo que busca es que las familias puedan sostenerse dentro de su núcleo familiar. Entendemos que la olla es un mecanismo para atender la emergencia. Lo ideal sería que cada familia tenga sus recursos así sean dados a través de Intendencia, MIDES u de otras organizaciones, para cocinar en su casa y comer en su casa. Ese es el objetivo final, entendiendo que esta situación económica no va a modificarse en un mes, esta problemática sobre todo en los sectores más vulnerables seguramente va a durar un poco más de tiempo”, dijo.
PROFUNDIZANDO AYUDA
Consultada sobre el trabajo que se realiza el Departamento de Desarrollo Social explicó: “Nosotros en este momento lo que estamos haciendo es tratando de sistematizar toda la información, fundamentalmente de quienes son las familias que van a las ollas. Por otro lado otros sectores de la población, de pronto no son asistidos por MIDES porque en realidad no tenían esa necesidad y que hoy se encuentran en una situación endeble, vendedores ambulantes, changadores, etcétera, están en este momento desprotegidos, nosotros estamos solicitando que nos brinden su información, rastrearla. Realizaron una ayer una reunión donde participó el CCIS, la direcciñón de MIDES, para realizar el cruzamiento de información para detectar qué familias están siendo atendidas con la finalidad de no superponer recursos”, comentó. “Quiero agradecer el apoyo de la sociedad, frente a estas situaciones,nosotros vivimos en el pasado por ejemplo el tema de los inundados, realmente son situaciones que desbordan a todas las instituciones por la emergencia y la necesidad urgente de dar recursos”.