martes 16 de julio, 2024
  • 8 am

«Todos estos años de dejan caricias al alma»

Wilson Cardozo recordó la generación de 1988 así como otras, que le han dejado muchas satisfacciones extrafutbolísticas.
«En lo personal el trabajo de todos estos años nos deja muchas caricias al alma, el haber tratado con tantas generaciones. Los que no triunfaron en el profesionalismo, que fueron pero volvieron, son todos buena gente. Recuerdo una generación del 88′, con la que jugamos un campeonato nacional. Hasta el día de hoy nos juntamos con los chicos, todos ellos con sus familias, ya muchos con una profesión hoy. La verdad que da gusto. Después, alguno no por mala gente sino porque no ha tenido la suerte esperada en la vida, quizás no llegó adonde quería. Pero lo lindo es que los que andan bien tratan de hacer cosas, ayudar a sus compañeros. Hoy da gusto contarlo, como Cristian Palacios, Franco Tognacioli, Jonathan Dos Santos, Javier Guarino. Después muchos que triunfaron en el fútbol salteño como jugadores de primera».