Martes 13 de abril, 2021
  • 8 am

La luna de miel que no fue

Gustavo Chiriff
Por

Gustavo Chiriff

52 opiniones

Téc. Univ. Gustavo Chiriff
1001/ Frente Amplio
Siempre se expresó que los primeros 100 días de un nuevo gobierno es la luna de miel del presidente con el pueblo, pero esta vez la luna de miel tiene un sabor amargo para el pueblo.
Ni bien asumió Luis Lacalle Pou, el dólar comenzó a trepar en los primeros días de marzo a niveles de la crisis del 2002, con un aumento solo en marzo de un 10 %, haciendo disparar antes de la Pandemia del Coronavirus, los precios de la canasta básica alimentaria, con la consiguiente reducción de la capacidad de compra de los trabajadores. Inmediatamente de asumir la presidencia, decide aumentar las tarifas publicas en un 10 % en promedio, en contradicción a lo que había prometido y afirmado en su campaña electoral y aun después de decretada la pandemia, con reducción de empleo y oportunidades laborales, mantiene la decisión de aumento de OSE, UTE y ANTEL; nuevamente se le mete la mano en el bolsillo al pueblo. Junto a esto se le sumo el aumento en dos puntos al IVA en las compras por tarjeta, cuando la mayoría de los uruguayos usan el débito en sus compras.
En estos primeros cien días de los mejores cinco años de los uruguayos, según lo que el presidente anuncio en su campaña, se produce la mayor caída del salario real desde 2002, la inflación más alta desde 2003, superando la barrera del 10 % interanual y 200.000 trabajadores al seguro de paro. Además, no se le da respuesta a la crisis económica que enfrenta un porcentaje importante de la población que de un día al otro vieron caer sus ingresos, estamos hablando de trabajadores independientes, a los que a lo sumo se les dio un bono que equivale a $ 13 por día.
En esta luna de miel que no fue, si aparecieron en todo el país mas de 100 ollas populares que le dan alimento a cerca de 50.000 personas, se incremento la indigencia y la pobreza, las que habían experimentado los mayores descensos desde el 2002,pero además, se da en el medio de un incremento de la violencia , al contario de lo que ocurre en América Latina en donde se produce baja de los delitos cosa que no ocurrió acá en Uruguay donde, crecieron respecto a igual período del año anterior. También se da en estos primeros cien días, un aumento exponencial de los casos de violencia basada en género: el femicidio por conexión de niños y niñas con el objetivo de dañar a una mujer y en medio de esto la presentación de la LUC, con más de treinta políticas publicas que modifican estructuralmente el estado, que desde nuestra perspectiva es un retroceso a los avances democráticos conquistados en los últimos quince años.
Para finalizar, tenemos que mencionar la propuesta del Ejecutivo, que plantea una rebaja del salario real (mas de la que se produjo en estos primeros tres meses de gobierno), aplicando un ajuste del 3 % a principios del 2021, con postergación a algunos sectores a abril, incremento que va ha estar muy por debajo de la inflación acumulada en el 2020, es decir que todos los trabajadores uruguayos verán por primera vez en 15 años, disminuir sus capacidad de compra y los que vivimos la crisis del 2002, sabemos lo que esto significa para las familias con menos recursos.
Mas allá de los porcentajes de aprobación, estos primeros cien días tienen gusto a poco para la inmensa mayoría de los uruguayos.