Jueves 24 de septiembre, 2020
  • 8 am

¡Ser, mucho más que parecer!

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

64 opiniones

Por Gustavo Varela
A medida que se acerca la fecha de cualquier elección, el discurso o las acciones de cada uno de los candidatos o Partidos, va mostrando las diferentes estrategias adoptadas en función de las diversas variables por el que van atravesando los mismos, lo que para el ojo avezado de aquellos que saben leer entrelíneas los aconteceres del día a día de cada campaña, les va permitiendo tomar el pulso de la suerte de cada uno de los candidatos.
Los operativos de saturación que llevó a cabo el gobierno del FA en el último tramo de la campaña electoral en algunos barrios montevideanos, cuando no los había realizado durante los tres períodos de gobierno, fue un claro ejemplo de un candidato y su Partido, que avizoraban que la oportunidad de alcanzar el objetivo se le esfumaba, y salen a llevar a cabo una acción que desdecía todo lo que habían realizado cuando ejercieron el gobierno.
En una palabra, las palabras y los hechos no coincidían, por lo que es peor el remedio que la enfermedad en la opinión pública.
En Salto, si utilizamos la sagacidad para leer entre líneas los discursos de los diferentes candidatos o equipos, estamos comenzando a percibir una total descoordinación entre lo que se propone y lo que se ha aplicado en cada uno de los períodos de gobierno, tomando como base que las tres fuerzas políticas ya han gobernado el departamento.
¡Más recursos al Interior!, expresa hasta que se le inflama la vena del cuello un candidato, que cuando fue gobierno invertía en el Interior del departamento tan sólo el 30% de lo que les cobraba de impuestos a los lugareños, y el 70% restante de esos recursos se quedaban en los amigos citadinos.
Más beneficios a los buenos pagadores y amnistías tributarias!!!, expresa el otro gemelo y su equipo, cuando fueron y son gobierno, y no sólo aumentaron los tributos, sino mandaron a ejecutar las deudas por tributos sin miramientos, inclusive, a los bienes de algún desaparecido por la dictadura.
Esta campaña va a tener un condimento especial diferente a las restantes campañas electorales departamentales, como lo es la presentación de la Rendición de Cuentas del ejercicio 2019, donde vamos a corroborar, lo que hace mucho tiempo desde la Lista 92 venimos adelantando, y muchos relativizaban desde el gobierno de Lima, diciendo que no era así. La Intendencia de Salto la dejaron, Lima, Bochia, y el consejero Chiriff, “más crocante que cualquier paquete de papafritas, de tan seca” dijeran mis alumnos, pues lo mismo que los otros, utilizaron el poder, tan sólo para conservarlo, desparramando recursos entre la barra de amigos, para asegurar la reelección.-
Las semanas venideras van a ser muy intensas.
Vamos a ver cómo se van a ir incrementando las promesas, de acuerdo a la suerte que vaya corriendo cada uno de los candidatos, conjuntamente con esa cajita de sorpresas que va a ser la Rendición de Cuentas venidera.
Ser y parecer es algo que no lo pueden llevar a cabo, pues tienen un discurso muy ordenado, pero la manejaron a la Intendencia como un boliche, (con el perdón de los boliches).
Vas a ver que son idénticos.
Los Tortorelli, acordate, están por irrumpir.