Martes 4 de agosto, 2020
  • 8 am

Fotografían a un puma en la zona de Estación Itapebí y trabajadores rurales aseguran que vieron otros más

Por Daniel Spinelli
El hecho ocurrió en la zona de Estación Itapebí, -próximo al arroyo Tala- aunque también hay vecinos de la localidad de San Antonio y en zona de El Espinillar que han manifestado hechos similares. Ya son varias las personas que señalan haber visto pumas por la zona, y algunos estiman que podría tratarse de un grupo de estos felinos. Hace unas semanas CAMBIO publicó un compelto informe sobre la presencia de este animal en el país, especialmente en el departamento de Salto.
UN ENCUENTRO INSEPERADO
CAMBIO pudo saber de acuerdo a información de Robert Lombardo quein tiene una empresa de productos lácteos en la zona, que uno de sus empleados, Rodolfo San Martín, fue quién captó la fotografía. Según cuenta, viajaba con la leche recién ordeñada para la elaboración de los productos en la planta, cuando observó al felino que se atravesó en el camino, se detuvo y posteriormente se metió en el monte para perderse de vista. Los trabajadores de la zona siempre habían sentido comentarios e incluso en algunos campos se había constatado la presencia de un animal grande, pero se estimaba que podía ser un gato de pajonal o zorros. Hasta la noche en que se logró captar la imagen de este felino y donde se asegura que se han avistado al menos tres. La presencia en el país del puma fue discutida durante mucho tiempo, pero registros documentados de los últimos años muestran que no solo no está extinto sino que es posible que esté reapareciendo lentamente. Lugareños de la zona explican que tienen granos de soja en el campo para la alimentación del ganado que el puma viene a comer, además de los corderos nuevos que están naciendo. En zonas como El Espinillar se han encontrado lechones lastimados por las garras de estos animales.
TAMBIÉN FUE VISTO UN AGUARÁ GUAZÚ
En el año 2018 CAMBIO informaba que un productor de Miel y su hijo que transitan seguido por el interior del departamento, en una ocasión volvían de la zona de Tala de Itapebí. Al llegar a las cercanías del puente sobre el arroyo Itapebí Grande, -próximo a la colonia El Charrúa-, vieron en el camino a dos animales extraños, nunca visto por ellos. Tenían forma de perro pero bastante más grande que un can, patas traseras más largas que las delanteras y muy anguladas, orejas paradas más bien cortas y pelaje marrón oscuro. Detuvieron la marcha para fotografiarlos, pero fue imposible, inmediatamente se metieron en el monte natural que rodea el arroyo. Según las característricas se trataría de una pareja de Aguará Guazú, especie que se cree esta en vías de extinción. Este animal es el cánido más grande que existe, consta de una altura de 80 centímetros y tiene un peso aproximado de 30 a 35 kilos.