jueves 8 de diciembre, 2022
  • 8 am

Cuidarnos

Gerardo Ponce de León
Por

Gerardo Ponce de León

119 opiniones

Por Gerardo Ponce
De León
Más de una vez me he preguntado si no hay una ley o una pena para aquellos que atentan contra la salud; contra el derecho al trabajo o seguridad laboral, la salud de la gente de riesgo queriendo decir con esto, por todos aquellos que no respetan lo que nos piden la gente que sabe del cuidado que debemos tener frente a una pandemia en este caso Covid-19.
Cada vez que surge un broto en nuestra ciudad pienso en tener que seguir cuidándome ya que al hacer esto cuido a todos los que me rodean. No creo que hoy día, con todos los medios que se cuenta para la comunicación, tengamos que argumentar los deseos de ver a una persona no se puede hacer uso de alguno de estos medios para entrar en contacto.
Si la juventud no acata, no siente la responsabilidad de tener o sentir la obligación de cuidarse por y para respetar a los demás, tendríamos que pensar que la culpa es de nosotros, los mayores, los padres, ya que no fuimos capaces de enseñar los limites que los seres humanos tienen que tener, de enseñarles que mi libertad termina donde comienza la del otro y así tenemos una cadena de respeto.
Si no entendemos el porqué tenemos que cuidarnos más no va a costar entender a todos que estamos empezando a sentir una crisis que se nos viene y a mi modesto entender va hacer muy fuerte ya que no va hacer solamente nuestra, sino que va a sufrir el mundo entero. Crisis económica, laboral y social. Porque en algún momento los gobiernos van a sentir la ayuda que hoy se les da a los más necesitados, va a comenzar a menguar y las grandes potencias, que serían los que podrían darnos una mano, va a llegar hasta cierto punto, ya que van a mirar para su rancho, que también se va a comenzar a mover. No podríamos pretender, que por antojo, descuido y falta de solidaridad, obligar a que se vuelvan a cerrar fuentes de trabajo; tener que darle un cuidado, extra y superior a los adultos o aquellos que son de riesgo. Ese es el llamado que nos están haciendo los asesores de nuestro gobierno; de los que conocemos tres, pero que tienen detrás de ellos, más de cincuenta científicos, catedráticos o especialistas en la materia.
Un brote nuevo es señal de miedo, entonces nos cuidamos. Hoy una señora me decía que le tenía miedo al “viru-viru” (como le dice la gente de nuestro interior, la de campo) y se puso a contarme todos los factores que tenía en su contra que le hacían de alto riesgo. Sería injusto no decir que estaba mala con el o los estudiantes que fueron a la Barra de Quaraí.
Duele tener que escribir sobre la irresponsabilidad nuestra, de la falta de delicadeza, y todo porque unos pocos no entienden la complejidad del momento que se está viviendo, no me hace ninguna gracia y deseo que entremos todos en razón. Muchos hay que desean, que se tome una medida fuerte, frente a estos casos y me pregunto ¿si quienes piensan así, pueden tirar la primera piedra? Creo que tenemos que mirarnos al espejo y sé que muchos van a poder mirarse muy tranquilos, pero muchos tendríamos que sentir vergüenza y tener que bajar la vista.
Hoy día se ha comprobado que, en grado menor, el Covid no respeta edad y cuando más débil es el organismo, más complicado es la salida de este ataque viral por eso tenemos y debemos CUIDARNOS. Sigo confiando en el ser humano, creo en el raciocinio humano y tenemos que pedirle a Dios que nos ayude a superar este gran problema, dándonos: sensatez y respeto.