sábado 26 de noviembre, 2022
  • 8 am

La demanda no logró absorber el volumen ofertado por los productores australianos

El mercado lanero australiano confirmó en la primera semana del tercer mes de la zafra 2020-2021, que la demanda aún continúa sin lograr absorber el volumen propuesto por los productores australianos dada la incertidumbre generada por la pandemia a lo largo de toda la cadena textil.
En este contexto la oferta también es un factor bajista para el mercado dado que las empresas de China, el principal demandante, aún no están trabajando al 100% y esto es trasladable a los demás importadores de lana. Esta situación determinó una caída del 5,5% en el Indicador de Mercados del Este (IME), que cerró a US$ 6,31 por kilogramo base limpia.
Si bien la pérdida de 37 centavos en la semana es muy importante, teniendo en cuenta que el indicador se acerca rápidamente a los US$ 6,00, el tipo de cambio fue un factor positivo determinando una disminución de la baja que se registró en dólares australianos. En la moneda local el IME cayó 71 centavos esta semana, un 7,6%, lo que determinó que cerrará en A$ 8,58.
La pasada semana se informaba una oferta de casi 33 mil fardos, que disminuyó un 11,5% previo a las subastas debido al retiro por parte de los productores australianos, principalmente en la segunda jornada. La oferta terminó siendo de 28.999 fardos, de los cuales la demanda adquirió el 77,7%.
Para la próxima semana la oferta disminuye, frente a lo propuesto en las semanas anteriores, situándose en los 23.120 fardos. Las ventas se desarrollaran durante los días martes y miércoles en el centro de Melbourne, mientras que Sidney rematará únicamente el martes y Fremantle hará lo propio el miércoles.
MERCADO LANERO INTERNO
CONTINÚA SIN OPERATIVA
El mercado lanero uruguayo transcurre la primera semana de setiembre sin operativa en los diferentes tipos de lanas. La demanda continúa retraída y sin negocios, frente a una oferta que tampoco presiona, a la espera de referencias de valores que permitan tomar posición de venta.
En general y si bien no se tienen referencias de negocios, los valores que estiman por parte de operadores en el norte del país, se encuentran lejos de las expectativas de los productores. Los adelantos, son puntuales y dependen de la consecuencia de los productores con la industria o el consignatario.