Domingo 7 de marzo, 2021
  • 8 am

¿De quién es la culpa?

Fulvio Gutiérrez
Por

Fulvio Gutiérrez

190 opiniones

Dr. Fulvio Gutiérrez

Las coaliciones políticas se forman cuando un partido que gana una elección, no tiene mayoría parlamentaria, y se ve obligado a pactar con otro u otros partidos políticos, normalmente de ideología similar o afín, para formar un gobierno conjunto. Y esto es natural, porque la política es precisamente eso: lograr acuerdos entre los partidos políticos para solucionar problemas colectivos, llevar adelante propuestas diversas y concretar proyectos.

Todo eso, que en teoría parece simple y hasta lógico, en la dura realidad de la política práctica no lo es. Porque dentro de la coalición, existe un partido político mayoritario, que por tal, pretende –y con razón- ser el orientador de la política del país, a través de la concreción de su programa de gobierno. Pero los restantes partidos integrantes de la coalición, sabedores que el partido mayoritario tiene las “riendas” del gobierno gracias a ellos, tienen también sus aspiraciones programáticas. Que en muchos aspectos coinciden con aquel, pero en otros no. Si a esto le agregamos que las coaliciones generalmente se concretan para ganar una elección, que cada partido dentro de ella mantiene su individualidad y estilo, y que para colmo, también generalmente se omite la formación de instrumentos y mecanismos de consulta interna de cada uno y de todos entre sí, la inestabilidad es su obvia consecuencia.

No me gusta lo que ha empezado a pasar en la coalición multicolor. Cabildo Abierto es un partido que tiene una antigüedad de meses, y que por circunstancias imposibles de analizar en esta columna, tuvo una votación fenomenal. Su cúpula dirigente, todos militares de alto grado, tienen muy poca experiencia política. No obstante, han tomado decisiones a nivel parlamentario que en verdad chocan con el concepto de coalición. Han coincidido con la oposición del Frente Amplio en dos oportunidades, ambas vinculadas a las tierras productivas (limitación de las superficies aptas para forestación, y extranjerización de la tierra), sin haber consultado con la coalición de gobierno, como formalmente y por honestidad política correspondía. Hace un mes, el Partido Colorado solicitó por carta al presidente Luis Lacalle Pou, la creación de “un ámbito político de diálogo” para la coalición de gobierno, conformada por los partidos Colorado, Nacional, Independiente, de la Gente y Cabildo Abierto.  No se conoce respuesta. Existe una mal disimulada disconformidad con el estilo del Presidente Lacalle Pou, en cuanto a la propuesta de proyectos y de iniciativas sin una previa y formal consulta a los socios de la coalición. Seguramente ahí nace la carta del Partido Colorado, firmada por su Secretario General Dr. Julio Ma. Sanguietti. ¡Y vaya si este señor tiene experiencia política!

Por eso la pregunta del título:¿de quién es la culpa de que esto esté pasando? Pero está pasando. Por ignorancia no es. ¿Por la impostergable obligación de destinarle el mayor tiempo al combate al Covit 19? Puede ser. Este sí que es un tema muy grave. Pero el gobierno ha trabajado muy bien pese al Covit 19, por tanto la culpa no está aquí. Alguna de las partes de la coalición tiene (¿o tienen)  que asumir responsabilidades ya.

Por favor, que no se cometan los mismos errores motivados en la soberbia de jerarcas del anterior gobierno. Tal vez habría que recodar una frase que se le atribuye al Gral. José de San Martín: La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales, que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder. ¿Se entiende?