Martes 13 de abril, 2021
  • 8 am

Excelente remate de los Merilin de cabaña “El Trébol”

Sevrini & Asociados

En uno de los primeros remates de la presente zafra de reproductores ovinos, cabaña “El Trébol” de Martín Salto Stéfani realizó una muy buena subasta este viernes en el local de la Exposición Feria de Paysandú, dispersando para varios puntos del país sus borregos Merilin a U$S 443 de promedio y vientres con firme mercado.
La subasta estuvo a cargo de escritorio Ruben F. Cánepa, con el martillo de su principal, Francisco Anselmo Cánepa, y la administración de Banco de la República.
El inicio con la oferta de vientres generales, colocándose las ovejas en U$S 115; borregas en U$S 120 y corderas en U$S 85, vendiéndose también un lote de ovejas de otra procedencia en U$S 65. Luego fue el turno de los vientres de pédigri, colocándose 12 ovejas con un mercado selectivo, pagándose entre 180 y 140, promedio U$S 159, en tanto que 14 corderas se vendieron entre 135 y 130, promedio U$S 132.
La dispersión de la interesante borregada carnicera, rústica y fina de la cabaña de la zona de Las Delicias, departamento de Paysandú, fue firme y a valores considerados como “muy buenos”. Fueron 33 ejemplares colocados entre 600 y 390, promedio U$S 443.
Finalmente se ofrecieron los muy buenos ejemplares Suffolk de la cabaña invitada, “Ñu Porá” de Pingo Viejo SG, que se vendieron entre 500 y 400, promedio U$S 450.
Finalizada las ventas, el responsable de conducir las ventas dijo a CAMBIO que “fue un buen remate, a pesar de que todavía no hay una referencia de la zafra, quedándonos unos pocos carneros sin venderse”.
A Francisco Cánepa le llamó la atención que compraron animales productores de “tantos departamentos como Artigas, Salto, Paysandú, Rio Negro, Lavalleja, Rivera, Tacuarembó, e incluso un productor que estaba en la rural nos dijo que se iban hacia Florida”.
Por su parte Martín Salto señaló que “en un momento de tanta incertidumbre, en donde no se sabía que podía pasar y con productores comprando en forma virtual, lo que no es fácil en lanares, fue un muy buen remate ya que no esperaba este nivel de valores y ventas”.
“Me llena de orgullo que esto dará inicio a nuevas cabañas de la raza, ya que a la raza le falta abrirse y empezar a ofrecer vientres de pedigrí para que se entusiasmen y se sumen nuevos criadores”, dijo el titular de cabaña “El Trébol”.