Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

“Estamos muy preocupados por los números que refleja el balance”

La elección de Luis Arreseigor como presidente de la Liga Salteña de Fútbol pasó a tema laudado cuando los números del balance anual sorprendieron a muchos en la asamblea del pasado miércoles.
Hubo un déficit muy grande en el último ejercicio y los dirigentes están preocupados. El Cr. Mauricio Ochoa, representante de River Plate, fue crítico al respecto y pidió que se comience a trabajar para solventar la actividad de 2021, que comenzaría a jugar a partir de junio.
“En la asamblea traté de explicar que se tome conciencia del déficit que tuvo el 2020 sin fútbol. Po r eso planteé la preocupación nuestra, porque sabíamos era un año difícil pero no que había sido tan negativo. Los resultados fueron peores de lo que esperábamos. Pensando en este año, todos queremos jugar, pero qué pasará si no se consigue una financiación?
“El año pasado había una ganancia financiera $309.945 y este año la pérdida arrojó $ 1.995.533, un resultado final que debemos mirar para el futuro. En los gastos está la participación de las selecciones, después el mantenimiento del Dickinson. Me parece bárbaro porque se logró un resultado muy importante, salir campeones, sin embargo preocupan los números deficitarios. En River estamos viendo cómo se va a armar la actividad de este año, cómo se va a financiar y al igual que otros clubes estamos preocupados”.
“La idea es concientizar a los clubes que no estaban al tanto de esta situación, que quizás no miraron bien el balance, por más que había clubes que ya lo venían analizando, el planteo es que todos sean conscientes de como está hoy en día la Liga en lo económico. Acá lo que se perdió básicamente es la venta de entradas, que es uno de los ingresos fuertes de la Liga. La liguilla es la entrada más grande de plata y no hubo. También se perdió un ingreso importante en la venta de entradas en semifinal y en la final con la selección, porque se jugó sin público. Se habla que este año se va a permitir público en las canchas, pero se van a permitir vender menos, en la liguilla normalmente se venden 3.500 entradas y no sabemos cuál va a ser la situación sanitaria este año. Por ahora sería con 300 personas a partir de abril, por eso es dificil pensar en un estadio con más de 3.000 personas, o más en algún caso. Hay que buscar financiar la actividad de todo el año”.
“Una de las cosas que manifesté fue que el contador que trabaja para la Liga hace muchos años, que hace estos balances, es un buen profesional, una persona muy correcta. Nunca opine en contra de su trabajo, la preocupación está en los números que reflejaba el balance. Él sólo registra lo que pasó pero nomtoma las desiciones para llegar a esta situación. Sé que las nuevas autoridades que están al tanto de la situación y ya están trabajando.”