Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

Historia del salvamento, playas y balnearios en el Salto Oriental: “los Pocitos Salteños”

Colaboración de Cary De los Santos.
A mediados del siglo XIX se pusieron de moda los baños en el Salto Chico y por esos tiempos, se publicitaba la zona como “los Pocitos Salteños”. Era común que los diarios locales publicaran en sus columnas los itinerarios y horarios de los transportes que ofrecían el traslado hasta el popular balneario salteño.
¡A los baños de moda Los Pocitos salteños! ¡En el Salto Chico!
Se hace saber al público en general que ya se ha inaugurado el servicio de baños en el Salto Chico, el paraje a propósito por excelencia para los más saludables baños del Uruguay. Los rippers (1) de la Industria Salteña conducirán a los pasajeros hasta el mismo lugar cobrando diez y seis centésimos por ida y vuelta. El primer ripper saldrá a las 5 y 51 de la mañana.
El segundo a las 5 y 51 id.
El tercero saldrá a las 5 y 30 de la tarde.
El cuarto saldrá á las 6 y 6 id.
Salto- marzo 5 de 1897 El Avisador Año 1- Nº152
LO POCITOS DE SALTO
Desde el Puerto del Salto Oriental salían pequeños vapores que transportaban a los pasajeros hasta los Pocitos Salteños. Allí asistía a recrearse la gente acomodada, y era uno de los lugares predilectos de Don Saturnino Ribes, que a veces era acompañado por algunos de los obreros de su astillero en el Pueblo Nuevo. En el año 1898, Don Jerónimo Simonelli, importante empresario italiano, dueño de una cochería y casa de pompas fúnebres, visualizando el crecimiento del balneario, arriesgaba capitales con la apertura de un camino que facilitara la llegada de sus Rippers, hasta el más importante balneario salteño en el Salto Chico. Los pobladores que vivían en el Ejido de la Ciudad del Salto Oriental, a veces aprovechaban una fiesta patria o un día Domingo para salir de picnic al campo o las playas. Alquilaban carruajes, carros o salían en los vaporcitos y lanchas del tráfico del Puerto del Salto, para ir a Las Aromas (2), el Cable (3) , las Cavas, Salto Chico, Paseo 18 Julio (hoy se encuentra la Parroquia Santa Cruz) y a veces, al Paso de las Piedras del Daymán.
TRICICLETA ACUÁTICA DE CARLOS UBERTI
El 23 de enero de 1898, fue el día elegido por Don Carlos Uberti (4), para realizar el ensayo en el Río Uruguay, con su ingenioso invento y novedoso aparato. La máquina de Uberti, denominada por su inventor como “Tricicleta Acuática”, era una bicicleta adaptada sobre tres planchas de acero o flotadores con forma de pescado, su funcionamiento era a pedal y llegaba a desarrollar una velocidad de 5 a 6 millas por hora. El sábado 22 de enero de 1898, el diario local “La Reforma”, comunicaba a sus suscriptores en la columna “varias en una”, sobre el ingenioso invento:
“Mañana a las 7 A.M se verificará el ensayo de una Tricicleta Acuática de la que es inventor el Sr. Carlos Umberti empleado en el astillero de las Mensajerías Fluviales. La Tricicleta Acuática es muy curiosa en su forma; se mueve a pedal y se dirige con una manivela. Consta de tres planchas de acero en forma de pescados, pues hacen las veces de ruedas, teniendo además, como las bicicletas comunes, la montura donde se sienta el ciclista. Su inventor se propone cruzar el río Uruguay y llegar a la vecina ciudad de Concordia…”
Lamentablemente al aparato de Uberti, se le daño una de las piezas más importante y no se pudo concretar el ensayo como se pretendía y menos llegar a la vecina ciudad de Concordia (Argentina). Finalmente Don Carlos Uberti, completó su ensayo el día 30 de enero de ese mismo mes y año, logrando alcanzar su objetivo de llegar a la ciudad vecina, y a partir de entonces, era frecuente verlo paseando en su máquina por el río Uruguay o en las cercanías de la playa de los Pocitos del Salto Chico. (5)
Referencias
1- Transporte económico y colectivo, con una caja más chica que la del tranvía y con la ventaja de no precisar vías para su funcionamiento. Inventado en 1881 en Toulouse (Francia) por Antoine Ripert. Aquí en Salto se estableció en 1894 un servicio a cargo de “Testa y Picción”, y en 1896 circularían los coches de la Industria Salteña de Gerónimo Simonelli.
2-Estaba ubicado donde funciona actualmente el Club Salto Grande (Paraguay entre Rep. Argentina y Chiazzaro). En 1890 se estableció en ese paraje el paseo “Las Aromas”, donde la “Sociedad Española de Paseos Campestres” integrados por españoles y criollos, teniendo a su cargo la organización de las Bullangueras y Romerías Españolas.
3- Paraje ubicado al Norte de las Playas “Las Cavas”, denominado así por el cruce del cable fluvial de las líneas telefónicas que comunicaban Salto con Concordia. Dicho servicio telefónico había sido establecido por el francés Juan Toucon a mediados del Siglo XIX, pero inicialmente con línea aérea.
4-Italiano establecido en Salto, trabajó en los astilleros de las “Mensajerías Fluviales” ocupando cargos de relevancia jerárquica, siendo hombre de confianza, fiel servidor y defensor de don Saturnino Ribes.
5- Aunque se conocía la invención de Carlos Uberti, y ha aparecido en varios libros publicados, se desconocía la fecha exacta de su creación. Son datos conseguidos por mí en la Biblioteca Municipal de Salto, y agradezco a todos los funcionarios y especialmente a Mirta Saucedo.
Bibliografía
-Álbum de Los Italianos en Salto en la Exposición de Milán.
-Diarios ¨El Avisador¨ y ¨La Reforma¨.
-En el Viejo Salto – Arturo Aníbal Gagliardi
-Historia General de la Ciudad y Departamento de Salto – José María Fernández Saldaña y César Miranda.
-Inicios del Salvamento en el Salto Oriental – Gv. Cary de los Santos (2019 – Conferencia brindada a los Guardavidas Zafrales de la Intendencia de Salto).