Miércoles 5 de mayo, 2021
  • 8 am

Cambio en el etiquedado de los “Trimmings Bovinos” deja a BPU fuera de China

En la jornada de ayer se dio a conocer que la planta de Breeders & Packers Uruguay S.A. quedaba suspendida de las exportaciones al mercado de China. A la llega de la noticia a las redes sociales se manejaron varias hipótesis y la que sonaba con mayor fuerza, era la relacionada con la pandemia del Covid-19, ya que esta planta había tenido un embarque detectado en las aduanas chinas, con presencia del virus en un container, situación que en su momento fuera desestimada y aclarada por las autoridades uruguayas llevando a que la planta continúara con su ritmo habitual de negocios.
Al cierre del día, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), emitió un comunicado aclarando la situación y argumentando la resolución de las autoridades chinas a un cambio en el etiquetado de los “Trimmings Bovinos” según el último protocolo firmado entre ambos países y que entrara en vigencia el pasado 15 de marzo.
Tras confirmar que “los servicios sanitarios y Aduana (GACC) de la República Popular China han comunicado en su página oficial la suspensión temporaria de la habilitación de exportación del establecimiento 310 de Uruguay, correspondiente a BPU, Breeders & Packers Uruguay S.A”, explicó que la medida se debió a “la constatación, en puerto chino, de mercadería cuya denominación del etiquetado no se encuentra incluida en el listado de productos autorizados por el protocolo SPS, firmado entre Uruguay y China”.
En este sentido explicó el MGAP que se trata de “un tema vinculado al lenguaje, nomenclatura y/o traducción, al tratarse de “Trimmings Bovinos”, producto que Uruguay tiene larga experiencia y prestigio exportador a mercados exigentes como Estados Unidos, Canadá o China”.
Según aclará el MGAP, esta nomenclatura fue modificada por Uruguay, a partir del pasado 15 de marzo, ajustándose a una denominación incluida en el protocolo firmado, “pasando a etiquetar a este mismo producto como “Recortes Bovinos”.
El MGAP indicó en su comunicado que “la Dirección de Industria Animal de la Dirección General de Servicios Ganaderos, elevará en forma inmediata” a las autoridades chinas “un informe pormenorizado, dando las debidas explicaciones del error de denominación en la etiqueta y documentación, pero también otorgando plenas garantías técnicas de que se trata de un mismo producto que está autorizado e incluido en el protocolo signado por ambos países”. “Confiamos que esta situación será aclarada y subsanada a la brevedad” finaliza diciendo el comunicado emitido por las autoridades del MGAP.