Lunes 20 de septiembre, 2021
  • 8 am

Bajo el telón de laicidad…

Prefiero no extenderme demasiado, pero si el caballito de batallas será la Constitución, al menos tengan la honestidad intelectual de armonizar y sistematizar, porque de lo contrario, deforman, tergiversan y subestiman la capacidad del lector/a – me refiero a la libertad de expresión, de enseñanza, de cátedra – que sin querer queriendo omitieron.
Es cierto que el 14 de agosto nos encontró en las calles, defendiendo a la Educación Pública, un mejor Presupuesto para ANEP-UDELAR. A días de votarse la Rendición de Cuentas, no esperen menos del Movimiento Estudiantil: Organización y Lucha.
El facilismo en la política universitaria no lo comparto: ensuciar, mentir, subestimar. Lo cierto es que son algunas prácticas habituales de las “Agrupaciones” “denunciantes”.
Como corolario, le sumo que confunden algunos conceptos, tales como: Proselitismo, Laicidad, Libertad de Cátedra, de Expresión, Censura, Política y Política Partidaria.
Vamos a lo importante…
Varios órganos y Comisiones de la UdelaR se encargaron de estudiar, discutir y emitir opinión al respecto del Ante Proyecto de LUC – Proyecto – Ley de Urgente Consideración. El Movimiento Estudiantil, militantes comprometidos/as con el pueblo y sus nobles causas, ¡claro que vamos a tomar postura! ¡Claro que vamos a difundirlas! ¡Y claro que estamos abiertos al debate de ideas!
Sin ánimos de aburrir al querido lector/a, repasemos: El 19 de mayo de 2020 la A.G.C. difundió una serie de consideraciones sobre la LUC. En la misma se propuso sustraer la Sección III (Educación) y solicitó habilitar la discusión, sin las limitaciones de participación democrática que el carácter de Urgente Consideración impone. El 28 de mayo de 2021, la Facultad de Humanidades organizó una mesa virtual interdisciplinaria que abordó el fenómeno LUC y allí se afirmó que la misma implica “un retroceso en el marco democrático republicano”. Y puedo seguir, la Declaración del CDC (órgano máximo de vuestra casa de estudios) etc., a la lectura de los denunciantes me remito (pueden buscar en la página web de UdelaR).
Todo posicionamiento, discusión, debate generado en los órganos de Cogobierno, responde a un mandato constitucional y legal: tenemos el derecho a la más amplia libertad de opinión – agrego CRÍTICA – en todos los temas. Tenemos el deber de generar insumos que ayuden a comprender los problemas de interés general.
No los vi ofenderse con el pronunciamiento de órganos de la UdelaR sobre la LUC y sus retrocesos, pero sí pusieron – unos pocos – el grito en el cielo con un video de Estudiantes organizados. Sin temor a equivocarme, puedo afirmar que les molesta la participación en momentos jodidos, les molesta la pluralidad, les molesta la organización popular – porque la hazaña de obtener más de 795.000 firmas fue producto del pueblo organizado.
No anulemos el debate bajo apariencias y parafernalias. El Movimiento Estudiantil responde a una desinteresada y genuina expresión: el Pueblo. No lo entenderán jamás. Lo lamento por ustedes.
Marcelo Padua.