miércoles 28 de septiembre, 2022
  • 8 am

Carnero Merino Australiano de «La Magdalena» alcanzó US$ 13.200 en un remate ágil y con ventas totales

En la jornada de ayer, en el predio de la Asociación Agropecuaria de Salto, las cabañas «La Magdalena» de Los Tordos S en C, «La Pradera» de Suc. de Federico Stirling y «La Milagrosa» de Alejandro Stirling, realizaron el remate conjunto de Merino Australiano, Merino Dohne y Corriedale. En el comienzo del remate, Roberto Bertsch hizo uso de la palabra para recordar a Don Antonio Otegui, fallecido recientemente.
En las ventas, La Magdalena arrancó con la oferta de Merino Australiano y ante la calidad ofertada el mercado respondió en consecuencia, con valores destacados en todos los lotes, colocandose el 100% de la oferta con un promedio de US$ 1.002 para los 169 carneros y US$ 315,15 para los 274 hembras.
La cabaña ha formado parte de un trabajo que ha venido realizando la raza Merino Australiano desde hace más de 20 años, en el afinamiento de las lanas, pero al mismo tiempo mejorando características como el peso de cuerpo y peso de vellón, lo que se vió en la pista con ejemplares destacados.
El remate comenzó por las borregas MO, todas con datos de EPD, donde los primeros valores se ubicaron en los US$ 750, US$ 720 y US$ 650 por los vientres seleccionados, en tanto que en el segundo lote ya se alcanzó los US$ 1.000 por un vientre con índice afinador de 133, el lanero en 137 y el doble propósito en 136, y con un dato de EPD de -0,7 para el diámetro y más 6,4 de peso de cuerpo.
Toda la oferta de los vientres merino se vendió con la selección de los dos, tres y hasta cuatro animales en cada lote y luego se comercializaban los lotes, con un total de 274 hembras colocacadas a US$ 315,15 de promedio.
En el caso de los machos, los carneros planteleros que arrancaron la subasta marcaron una impronta que luego se mantuvo durante toda la oferta de los borregos. El primer ejemplar vendido fue adquirido en US$ 13.200 por la Sra. Mónica Pereira Machado, luego de una disputa con dos productores que buscaban el mismo ejemplar, el compañero del lote salió en US$ 6.000 y fue adquirido por la firma Los Callejones.
El precio máximo del remate es un carnero de 14,8 micras, con una desviación de -1,2 en el diámetro, con un peso de cuerpo de 6,6 y un índice afinador de 164, lanero de 174 y el doble propósito en 167. Pero es un animal que más allá de parecer un gran ejemplar en los datos, también lo era en la pista.
Los carneros planteleros, con ese máximo de US$ 13.200 alcanzaron un promedio de US$ 5,800, en tanto que luego se ofertaron 162 borregos que se vnedieron a US$ 900, promediando los 169 machos un valor de US$ 1.102.
Martín San Roman
Antes de finalizar las ventas, el martillero Martín San Roman, dijo que en el caso del merino «fue un soberbio remate en los vientres y los 169 carneros vendidos a 1.102 dólares de promedio creo que está todo dicho».
El rematador indicó que «operaron compradores de todo el país, y además siempre los amigos de acá (de Salto) y de Artigas siempre empujan bastante por lo que en el merino hay conformidad total».
San Roman indicó que en el Dohne «sabiamos en la previa que no iba a ser tan fácil, lo que se vendió se comercializó muy bien y en cuanto al Corriedale (que no había terminado aún) vamos a rondar un 50% de las ventas, con algún carnero destacado».
Diego Otegui
El principal de la cabaña «La Magdalena», Diego Otegui, mostró su conformidad al cierre de las ventas del Merino Australiano, «es un remate muy especial para nosotros, hicimos lo que «el viejo» hubiera querido y salió muy bien, hubo mucha gente, agilidad en los vientres y en los carneros, ventas totales y a muy buenos promedios».
Respecto al resultado de los valores en los carneros padres, el productor dijo que «me parece que en la carnerada de punta con la preparación y los datos que tienen, juntando animales buenos con datos buenos, se están vendiendo animales que están con valores muy buenos».