Martes 5 de julio, 2022
  • 8 am

Allanamiento nocturno

Fulvio Gutiérrez
Por

Fulvio Gutiérrez

258 opiniones

Dr. Fulvio Gutiérrez
Hace aproximadamente dos años, hice un comentario sobre el proyecto de reforma de la Constitución impulsada por el entonces Senador Jorge Larrañaga, que se denominó “Vivir sin miedo”. En esa oportunidad expresé mi total apoyo a incluir en el art. 11 de nuestra Carta Magna, la posibilidad de permitir el allanamiento nocturno. El precitado artículo dice: “El hogar es un sagrado inviolable. De noche, nadie podrá entrar en él sin consentimiento de su jefe, y de día, solo de orden expresa de Juez competente, por escrito y en los casos determinados por la ley”. El origen de esta norma es el art.135 de la Constitución de 1830, y la diferencia con la actual redacción es que en lugar de decir “el hogar”, decía “la casa del ciudadano”. El fundamento de tal redacción se adecuaba a la realidad de aquellos tempos, ya que lo previsto era una forma de proteger a los vecinos de visitantes no queridos en la noche, entendiéndose por noche, el espacio que va desde una hora antes y una hora después de la entrada o salida del sol.
Esa realidad obviamente no es la realidad de hoy. Por eso hubieron varias iniciativas para modificar el art. 11 y permitir el allanamiento del hogar en horas de la noche. El problema del narcotráfico ha tomado como modalidad, constituir las denominadas “bocas de pasta base” en casas de familia, o sea en un “hogar”, y realizar los negocios con drogas en horas de la noche. En esas horas, los delincuentes se encuentran a salvo de cualquier intervención de la policía, impedida de actuar por prohibición constitucional. Ahora se agrega la violencia de género, porque si ella se produce en horas de la noche, y hay una denuncia, la policía tampoco puede actuar por el arcaico concepto de “domicilio sagrado inviolable” en horas nocturnas. Los proyectos reformistas del diputado del Frente Amplio Walter De León en 2012, del senador del Partido Colorado Pedro Bordaberry en 2106, y del entonces Senador del Partido Nacional Jorge Larrañaga en 2019 no tuvieron andamiento.
Ahora, ante una realidad intolerable que rompe los ojos, el Partido Nacional decidió iniciar los procedimientos de reforma de nuestra Constitución para permitir los allanamientos nocturnos.
Comparto sin dudar esa iniciativa, porque no tiene lógica que el hogar sea un “sagrado inviolable” total de noche y no de día, y porque la garantía de la orden Judicial escrita se mantiene por lo cual se cumple con los tratados internacionales. Como lo decía el Constitucionalista Prof. José Korzeniak (que fuera senador del Frente Amplio), sobre este tema, “el sentido de una norma no podrá ser interpretado de manera tal que no guarde contacto con la realidad. Si se exige la orden judicial escrita, no le vemos ningún inconveniente”.
Por todo lo expuesto, continúo apoyando la iniciativa de permitir los allanamientos nocturnos de los hogares en horas de la noche. Para ello se deberá poner en funcionamiento a su debido tiempo, alguno de los procedimientos de reforma constitucional previstos en el art . 331 de la Constitución.