Martes 5 de julio, 2022
  • 8 am

La educación en alerta

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

142 opiniones

Por el Esc.
Gustavo Varela
“Ser competente significa actuar integrando conocimientos, habilidades y actitudes para responder a situaciones complejas de la vida”. La educación orientada hacia las competencias hace posibles que los estudiantes:
• pongan a prueba sus posibilidades en situaciones que los desafíen
• se den cuenta de lo que pueden y de aquello que aún deben desarrollar
• busquen los conocimientos que podrán utilizar para responder a los desafíos que se les plantean
• reflexionen sobre su actuar y reconozcan las acciones que todavía es necesario desarrollar
•se involucren en el proceso, reconozcan y valoren sus logros y se sustenten en ellos para seguir avanzando”.
Los conceptos que más arriba se transcriben, son parte de un largo documento llamado, “Marco Curricular Nacional. Documento preliminar, en proceso de elaboración y consulta”, que la Administración Nacional de Educación Pública, solicitó a las Asambleas Técnicas Docentes de todo el País, leyeran y comiencen el debate, para que en un determinado plazo se aplique el resultante del mismo.
Obviamente y como era previsible, la discusión trajo de la mano las polémicas.
Que educar en competencias de nada sirve pues se dejarían de lado los contenidos de las distintas materias, aducen los defensores del Frente Amplio.
Que es hora de modificar las estrategias educacionales, yendo hacia la educación en competencias, lo que sin duda alguna trae de la mano ciertas modificaciones de los contenidos, quienes defienden las nuevas pautas.
Obviamente, Ud lector, debe de estar a punto de dejar de leer esta columna, pues es muy complicado entender que se discute.
Se lo resumo de la siguiente forma.
Las autoridades de ANEP, se afilian a la educación en contenidos que se explica de la siguiente manera; hoy los alumnos en sus celulares tienen acceso a todo lo que quieran de información. No tienen necesidad de buscarlas en los libros, la googlean y acceden inmediatamente.-
Lo que tienen que saber resolver son los diferentes problemas que la vida les va poniendo en el camino.- En el caso del acceso a la información que hablábamos, es saber dónde encontrar esa información.
Por ejemplo; no tiene sentido que los alumnos de hoy día se aprendan los nombres de quienes participaron de la 2da Guerra Mundial, al toque lo tienen en cualquier buscador de Internet, el problema que se les va a crear es, a que página virtual tienen que llegar para acceder a la información.
Por eso la tarea de los docentes, profesores y maestros, en el futuro, es saber orientar a los chicos a razonar para resolver los diferentes problemas que se le van planteando.
No llenarlos de datos, si ayudarlos a razonar como encontrarlos.
Por supuesto que el desafío es grande para educandos y sus familias, y también para los educadores.
Es un cambio de paradigma, y los cambios producen temores.
Pero lo peor es que todos sabemos que la educación pasa por enormes problemas, pero no todos quieren hablar de eso.
Y si no miren los siguientes datos:
• En primera infancia un 44,7% de los niños de 2 años y un 22,8% de los de 3 años no asiste al sistema educativo.
• Más del 25% de los estudiantes no logra aprobación de la Educación Media Básica y cercanos al 40% en algunos programas de la Educación Técnica.
• Un 40% de los estudiantes egresa de la educación obligatoria en contraste claro con los logros de los países de la región, marcando un claro rezago en materia de culminación de ciclos educativos lo que se incrementa a medida que aumenta la edad.
• La propuesta curricular vigente es un factor de expulsión de miles de estudiantes en la Educación Media.
• La formación inicial de los profesores que se desempeñan en Educación Media insume un promedio de 6,3 años.
• Los docentes siguen trabajando en condiciones de alta rotación y multiempleo.
• La formación de todos los profesionales de la educación continúa sin tener carácter universitario.
• La tasa de egreso de estudios terciarios y universitarios no excede el 12 %.
• Los centros educativos no tienen potestades para tomar decisiones importantes en el marco de sus tareas, ni cuentan con herramientas de gestión que les permitan un trabajo integrado y de mayor autonomía.
• La tasa de desempleo juvenil en Uruguay es una de las más altas de América Latina, entre los 14 y 24 años es casi tres veces mayor a la de adultos de 25 a 64 años.
¿Impresionante no?