Domingo 22 de mayo, 2022
  • 8 am

Las monedas influyeron en la caída del IME

El mercado lanero australiano comenzó la semana con una moneda local que se posicionó por debajo de los 70 centavos de dólares estadounidenses, lo cual no permitió que las subas registradas en la moneda australiana se pudieran trasladar a la norteamericana. Al cierre de la semana, con el tipo de cambio estable y al mantenerse la demanda activa, los valores terminaron al alza en ambas monedas.
Las lanas finas, como en toda la zafra, son el principal centro de atención de la demanda. Los bajos niveles de contenido de materia vegetal, un buen rendimiento al lavado, un menor rango de variabilidad del largo de mecha dentro del lote y un esquema de certificación de sustentabilidad, son los factores que generan primas adicionales que destacan dentro del mercado.
En las lanas medias y gruesas, ante una menor oferta disponible, la demanda presiono sobre las lanas de buena calidad y los valores superaron, en promedio, la barrera del tipo de cambio.
Continúa la problemática de la logística con China y Europa, donde se generan más de 20 y 40 días de atraso en los envíos, respectivamente, según operadores australianos. Esta situación también genera retrasos financieros, ya que las dificultades del arribo de la fibra a destino, demora el cierre de las cartas de crédito.
Además esta semana se dieron a conocer nuevos casos de fiebre aftosa en Indonesia, lo que ha generado una gran preocupación a nivel de los productores australianos, que solicitaron al gobierno extremar las medidas de control.
El Indicador de Mercados del Este (IME) cerró hoy a US$ 9,94 por kilogramo base limpia y finaliza con un descenso de tres centavos sobre el cierre de la semana pasada. En la moneda australiana el mercado cerró en A$ 14,27 subiendo 26 centavos en la semana.
Durante las dos jornadas de ventas de la semana 45 de la presente zafra, el mercado ofertó 41.861 fardos con una demanda que adquirió el 90,8%.
Las ventas continuarán la próxima semana, los días martes y miércoles, con una oferta de 46.129 fardos que se distribuyen en los tres centros de ventas.