Martes 17 de mayo, 2022
  • 8 am

Hurto en el interior de un comercio: se llevaron 2600 pesos

A través del número de emergencia policial 911, a la hora 07:30 de ayer, se solicitó presencia policial en calle Orestes Lanza e Ituzaingó, por un hurto en un local comercial. La policía concurrió al lugar y dialogó con una mujer mayor de edad, quien informó que al llegar al comercio, notó daños en la puerta trasera, la cual es de chapa, y en su interior la falta de 2600 pesos uruguayos, en monedas y billetes.
Hurto en un hogar
A la hora 18:20 del jueves, en calle Brasil al 1900, una persona mayor de edad denunció que personas extrañas, mediante el forzamiento de una reja, le hurtaron desde el interior de su casa dos pares de championes.
Hurtaron motos y una bicicleta en una casa ubicada en Ruta 3
Aproximadamente a la hora 02:30, un usuario se comunicó con el número de emergencia policial 911, informando que en Ruta 3 en el kilómetro 492, tres hombres en moto estarían hurtando en la casa de su vecino. La policía al llegar al lugar, entrevistó a la dueña de la casa, quien denunció el hurto de dos motos, un marca Yumbo GSII y una moto Baccio PX110, una bicicleta color negra y otros objetos. La moto Yumbo GSII fue encontrada por la policía, abandonada sobre el costado de la ruta, junto a la bicicleta y otros objetos que estaban listos para llevar. Rápidamente personal de la Guardia Republicana, que hacía recorridas, vio una moto a la cual le dio seguimiento en barrio Andresito II, la interceptaron, e identificaron al conductor, el cual se encontraba requerido por Seccional Tercera de Policía. Se inspecciónó a la moto, la cual se trataba de una moto Baccio PX110, hurtada. Puestos los hechos en conocimiento al Sr. Fiscal de Turno dispuso “detención del masculino y derivar todo a Investigaciones, acta a los policías actuantes y denunciante”.
UN CONDENADO
Culminadas las actuaciones Este Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal y de Adolescentes de Cuarto Turno de Salto, del día de la fecha se condenó: aM.A.M.G; como autor responsable de un delito de receptación a la pena de 8 meses de prisión efectiva, con descuento de la preventiva sufrida, siendo de su cargo el pago al Estado de los gastos de alimentación, vestido y alojamiento conforme a lo dispuesto por el art. 105 lit. e) del Código Penal.