Martes 5 de julio, 2022
  • 8 am

Ministerio del Interior brindó detalles de cómo se llegó al asesino de Lola

Ayer viernes autoridades del Ministerio del Interior, encabezadas por el ministro Luis Alberto Heber, brindaron una conferencia de prensa por el caso Lola Chomnalez, que en las últimas horas alcanzó la condena del asesino de la adolescente argentina. El director de Policía Científica, Fabio Quevedo, detalló por su parte que «desde principios del año 2015, con las evidencias recogidas en la escena del hecho, se pudo extraer a través del laboratorio biológico un perfil genético. «Ese perfil genético fue confrontado con toda la base de datos criminal que poseemos y no tuvimos un resultado positivo.
SURGIERON IDEAS DE CÓMO SEGUIR AVANZANDO
Ante estos resultados desalentadores, surgieron «algunas ideas de cómo seguir trabajando en el caso». «Se innovó, y digo innovar porque puedo decir que es algo inédito por lo menos en la región en cuanto a cómo se trabajó este caso, ya que la encargada del laboratorio de registro de huellas genéticas nos presentó a nosotros que somos los responsables de continuar y dirigir la Dirección Nacional de Policía Científica, cuáles eran los métodos que ella pensaba que se podrían seguir. Lo analizamos, lo pensamos y la apoyamos», indicó Quevedo. En base a eso el Ministerio del Interior continuó trabajando en las distintas líneas de acción presentadas por la genetista. «En primera instancia se optó por seguir la línea paterna, donde se pudo confrontar varios perfiles genéticos extraídos por la investigación y tampoco tuvimos resultados. Pasado el tiempo fue presentada otra línea de acción, que se dirigía a otro tipo de perfil que es el perfil autosómico, donde podemos estudiar tanto la parte materna como la paterna», detalló. Esta nueva metodología invitó a los investigadores y a la Justicia avanzar con la extracción de un perfil genético de una mujer de la cual «se había encontrado en el banco de datos un perfil genético que compartía específicamente con un registro del banco de datos». Una vez tomada la muestra a la mujer «se la confrontó con la información que teníamos en el banco de datos y fue confirmado como que era la madre de esa persona y a su vez también teníamos a la madre de la persona que había dejado su rastro genético en la escena del hecho». En ese momento se trasladó esa información a los investigadores y estos lograron «de acuerdo a la investigación que estaban realizando establecer que el ahora procesado podría estar vinculada al hecho y que estaba vinculada también a esta mujer, o sea que era hijo de esta mujer».