Martes 16 de agosto, 2022
  • 8 am

Se cayó el partido despedida con Zambia y el rival del sábado todavía no aparece

La selección uruguaya planea disputar el próximo sábado el encuentro de despedida ante su gente en el Estadio Centenario en la antesala del Mundial de Catar, pero se siguen sumando obstáculos para disputar el compromiso en el día previsto. En principio el rival designado era Jamaica, pero luego se cayó y se pensó en Zambia como alternativa. Sin embargo, el rival africano tampoco podrá enfrentar a Uruguay. Problemas de visado para hacer escala en Argentina e incomodidades para realizar el viaje fueron claves para que nuevamente el duelo quedara sin final definido a pocos días de su disputa. Ayer en la noche el Comité Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) mantuvo una reunión clave en la sede para definir cuáles son las alternativas. Si bien las autoridades no quieren hablar de selecciones en concreto luego de que se hayan caído las que estaban en carpeta, lo cierto es que están trabajando para que el rival sea una selección asiática o africana. De todas formas, a tres días del encuentro la “Celeste” no tiene rival y no se puede asegurar que el compromiso vaya a disputarse el próximo sábado, aunque trabajan con ese objetivo. Hasta el momento no está ni descartado ni confirmado que se dispute ese día. La posibilidad de que Irán esté en consideración sigue sobre la mesa.
El duelo del sábado pasó a ser una incógnita, ya que ni siquiera salieron a venta las entradas, mucho menos tiene adversario confirmado y es un hecho que las opciones que se manejan son selecciones de menor calibre.
JUGADORES CUMPLIERON PROMESA POR
CLASIFICAR
Luego de su retorno a nuestro país, los jugadores de la selección uruguaya encontraron un hueco en el calendario para cumplir una promesa. El plantel dirigido por Diego Alonso se reunió ayer en el Estadio Centenario para hacer lo que el grupo pactó en caso de que clasificara al Mundial de Catar 2022; ir desde el máximo escenario deportivo del país al Complejo Celeste.
Los futbolistas celestes desafiaron el frío y la neblina para emprender el viaje en bicicleta desde el Parque Batlle, pasando por la rambla y llegando al Parque Roosevelt en un trayecto aproximado de 20 kilómetros.
Ahí dejaron las bicicletas y siguieron 15 kilómetros a pie.
Ya en el Complejo Celeste, los jugadores entrenaron en la tarde de ayer, algo que repetirán hoy y mañana por la tarde.
El viernes trabajarán en doble horario y el sábado esperan disputar el encuentro, aún sin rival confirmado, en lo que será su único amistoso previo al Mundial de Catar en territorio uruguayo.