Domingo 7 de agosto, 2022
  • 8 am

Intoxicación en vacunos por el hongo Claviceps paspali presente en el Paspalum notatum

Cuando se dan condiciones favorables para su crecimiento, el hongo denominado Claviceps paspali puede estar presente y contaminar las espigas de Paspalum dilatatum (pasto miel) o Paspalum notatum (pasto horqueta).
Durante la espigazón de estas especies, en la primavera, pequeñas estructuras del hongo se encuentran en un líquido similar a miel.
Posteriormente, en el otoño, las estructuras se endurecen formando lo que se denomina escleroto. Estos esclerotos caen al suelo en invierno y permanecen latentes hasta que la humedad y temperatura sean adecuadas para su germinación, lo que ocurre en la siguiente primavera.
Cómo afectan a los vacunos
El consumo de estas pasturas contaminadas con Claviceps paspali que se pueden dar en potreros de campo natural, praderas viejas o rastrojos de arroz, provoca un cuadro de intoxicación principalmente en los meses de otoño y con mayor frecuencia posterior a veranos secos.
El hongo produce micotoxinas que generan una sintomatología nerviosa en los animales, caracterizada principalmente por temblores musculares (tremorgénicas).
Se afectan bovinos de cualquier categoría, aunque también pueden intoxicarse ovinos y equinos.
La aparición de los síntomas dependiendo de la carga del hongo presente en la pastura, ocurre generalmente entre los 7 a 15 días del inicio del consumo.
Síntomas
El fenómeno es conocido popularmente en la región como “tembleque“ o “chucho” por los temblores musculares involuntarios que se agravan cuando los animales son movidos. Además, los animales presentan dificultad al caminar, marcha rígida, extensión de los miembros, cabeceos, actitud alerta y caídas frecuentes.
Si bien el número de animales afectados puede ir de un 5 a un 45 % de la tropa, la mortalidad de esta intoxicación es muy baja, pudiéndose registrar alguna muerte como consecuencia de las caídas.
Control
La medida de control más eficaz frente a un cuadro de este tipo es la retirada de los animales afectados de la pastura problema.
Estos movimientos deben realizarse con mucha cautela para evitar caídas y traumatismos. Se deben colocar los animales en un terreno lo más llano posible, sin accidentes geográficos y con fácil acceso al agua.
Los síntomas revierten generalmente en una semana luego de retirados, siempre y cuando los animales sean colocados en potreros libres de pastura contaminada con Claviceps paspali.
Prevención
Las medidas de manejo en forma preventiva como el pastoreo intenso antes de la formación del escleroto en las espigas o en los casos que sea posible el corte de la pastura en el mes de febrero, pueden ser de utilidad con el objetivo de evitar las pérdidas productivas que ocasiona la intoxicación.
Cuando las pasturas son de Paspalum dilatatum el corte se recomienda a unos 40 cm de altura, si es Paspalum notatum que es de menor porte, se debería realizar el corte por debajo de esta altura.