Viernes 19 de agosto, 2022
  • 8 am

Reformar la Ley de Municipios

Fulvio Gutiérrez
Por

Fulvio Gutiérrez

264 opiniones

Por el Dr. Fulvio Gutiérrez
Se ha hecho público que el senador Sergio Botana del Partido Nacional, está trabajando en un proyecto de ley que pretende modificar la Ley de Descentralización y Participación ciudadana No. 19.272 de 18/9/2014, más conocida por Ley de Municipios. A su vez, una representación del Plenario de Municipios del Uruguay, realizó una serie de planteos a la Comisión Especial de Asuntos Departamentales y Municipales de la Cámara de Senadores, que en cierta medida reafirma un proyecto de ley sobre esta temática que se presentó en el año 2018. Para quien como yo ha dedicado mucho tiempo al análisis de nuestra normativa sobre municipios desde la primera ley No. 18,567 de 18 de setiembre de 2014 y he sido Encargado de una materia opcional denominada “Derecho Departamental y Local” que se dicta en la Facultad de Derecho de Salto desde 2012, ha escrito en varias oportunidades sobre la denominada “descentralización municipal”, y finalmente recopilado todo ello en un libro denominado “La Descentralización Departamental y Local en el Uruguay” (Fundación de Cultura Universitaria, Junio de 2021), la idea de presentar modificaciones a esta ley es una muy buena noticia.
Hoy por hoy, la legislación sobre Municipios, adolece de múltiples errores, si nos atenemos a cuál fue el espíritu de nuestro legislador de 2009. Para sintetizar tales errores, bueno es señalar:
1)Los Municipios no son órganos descentralizados, sino órganos fuertemente desconcentrados del Intendente. Nuestro legislador no concretó aquella intención descentralizadora, incluso contradiciendo los “principios cardinales” del at. 3º de la ley. 2)Deben precisarse cuáles serán los recursos propios de los Municipios, siguiendo el criterio establecido por el art. 60 de la Ley No. 9515 (Ley Orgánica de los Gobiernos Departamentales). Este fue asimilado por los Gobiernos Departamentales de Treinta y Tres, Cerro Largo y Lavalleja, creando actualmente recursos económicos propios para sus Municipios, en beneficio de la autonomía financiera. 3)Debe incrementarse, siempre respetando las limitaciones impuestas por la Constitución, las facultades de intervención de los Municipios en cuanto a la elaboración de su presupuesto. 4)Con igual sentido, debe incrementarse la efectividad práctica del denominado “presupuesto participativo”, reafirmando así el concepto de “democracia participativa”, que está en la esencia misma de los Municipios. 5)Debe establecerse la personalidad jurídica de los Municipios, limitada a las atribuciones que están dentro de su competencia. 6)Hay que repensar si Uruguay necesita una legislación municipal uniforme, o en cambio, una legislación municipal básica común a todos, sin perjuicio de que se establezcan normas especiales que contemplen realidades que también son especiales, y por ende, categorice a los Municipios en base esas realidades. No estoy pensando en jerarquías de Municipios, sino en normas adecuadas a la realidad de cada grupo. Hay Municipios con realidades exclusivamente rurales; otros con realidades casi exclusivamente urbanas; otros tienen una población que supera incluso la de varias capitales departamentales; otros tienen como principal actividad el turismo; etc. 7)Hay que corregir algunas redacciones que no son claras, en cuanto al alcance de sus competencias, a las obligaciones del Intendente con respecto a los Municipios, a las dudas sobre sus inconstitucionalidades, a la retribución del cargo de Alcalde y Concejales, al efectivo cumplimiento de las obligaciones que la ley pone a cargo del Intendente con respecto a los Municipios, etc.
Habría mucho más para decir sobre las reformas que se pueden realizar a la ley de Municipios, pero el espacio no lo permite. No obstante, reitero; la intención de modificar dicha ley es una muy buena noticia. Aspiro a que ello se cumpla.