viernes 30 de septiembre, 2022
  • 8 am

En un momento de alegría, la bronca de la violencia

Las pintadas en la sede y cancha de River sorprendieron al ambiente del fútbol, no acostumbrado a estos actos de vandalismo, tanto en las paredes como en los autos que se encontraron en la cuadra de Vilardebó al 700. Mientras los dirigentes acompañaban el domingo a la tarde a la delegación de primera división a su partido con Rodó, hinchas que firmaron como pertenecientes a Salto Nuevo escribieron amenazas con grafitis, que los riverplatenses encontraron al retorno de un nuevo triunfo de su equipo. Lamentablemente para los autores de las pintadas, una de las casas de la cuadra tiene cámaras de seguridad y habrían sido identificados.
Pero más allá de eso, el mal momento fue para River y la indignación para el fútbol en general ante este hecho de violencia. Ricardo Rodríguez, dirigente de la institución, reconoció que «nunca en 25 años de dirigencia habíamos visto una cosa así. Salimos de la sede para la cancha y a la vuelta nos encontramos con este panorama. Hicimos la denuncia y está trabajando la Policía. Ninguno de nosotros nos imaginamos nunca una situación como ésta y creo que antes de nosotros menos, porque la sociedad era muy distinta y al fútbol mismo se podía ir más tranquilo a ver a su equipo».
Sobre los posibles motivos de un enfrentamiento o rivalidad mal entendida y salida de cauce con Salto Nuevo, reflexionó: «creemos que esto tiene que ver con las banderitas que colocamos en el puente de Treinta y Tres y alguna pintura de los gurises de River que se vio del día del partido con Deportivo Artigas, que salimos campeones. Les habrá molestado eso, capaz el puente es de ellos, no sé. En un momento de alegría, esto te da bronca».
MESES SIN JUGAR: «¿QUÉ HACEMOS?»
Para finalizar Rodríguez se refirió a la reciente consagración y ascenso del equipo y lo que viene: «Estamos felices, ahora (domingo) estábamos festejando con los jugadores y cuerpo técnico. Cuando terminamos la campaña pasada, quedando segundos en la liguilla y el descenso a la ‘B’, enseguida hablamos con el cuerpo técnico, con el técnico Alejandro Torrens y nos propusimos empezar a trabajar para volver rápido. Todos pusimos el hombro y conseguimos el objetivo con creces; creo que nunca en la ‘B’ se había logrado un ascenso de forma invicta».
«Ahora el problema es que vamos a pasar casi un año sin jugar. Los jugadores no pueden pasar tanto tiempo de inactividad; pierden ritmo, constancia de trabajo. Es un tema que hay que rever en la Liga Salteña porque no puede seguir así. ¿Qué vamos a hacer, porque también hay mantenimiento del Ambrosoni y de la sede y de dónde vamos a sacar recursos? Por ahí inventamos la disputa de algún torneo amistoso. Pero que hay que cambiar, hay que cambiar».
COMUNICADO
River Plate emitió un comunicado ayer, repudiando la agresión, enfocando que en el fútbol hay rivales, no enemigos, e instó a trabajar juntos con las demás instituciones para erradicar la violencia y «fomentar el deporte en los jóvenes como hicmos en nuestros 108 años de existencia…»