miércoles 1 de febrero, 2023
  • 8 am

Ceibal tenía el secreto del padrino

Cuando el celular sonaba en el banco de suplentes ya sabían Darío Rondán y Joselo García, que había aviso desde las alturas. Andrés Moreira, asistente de los técnicos, podía ver desde la tribuna aspectos tácticos que son más difíciles de apreciar desde nivel de campo. Andrés, es sobrino de García y además su ahijado. No había nada que esconder, todo estaba en familia y sirvió para que Ceibal se consagrara campeón salteño 2022.
«Estamos muy contentos de cómo se fue dando este campeonato para Ceibal. Ahora de a poco vamos ‘cayendo’ en lo que hemos logrado. Nos llevamos muy bien por esa relación familiar y estoy muy agradecido con Joselo por hacerme parte del cuerpo técnico de este Ceibal campeón», comenzó diciendo.
«Muy joven tuve que dejar el fútbol y dedicarme a ésto que tanto nos apasiona. Ya habíamos trabajado juntos en Salto Nuevo y ahora se dio la oportunidad de llegar a Ceibal. En la familia también tenemos a Daniel Moreira, así que cuando nos juntamos, como te imaginarás, se habla solo de fútbol».
«SE LO MERECÍA»
«Recuerdo que cuando Joselo dirigió a River en la Copa de Clubes de OFI (2014) le fue bien, quedó eliminado ante Wanderers de Artigas en los descuentos. Luego en Ferro pierde la final con Nacional, en Salto Nuevo veníamos bien y perdimos el clásico con Ceibal y se complicó, porque si ganábamos nos manteníamos arriba. Pese a su trabajo en algunos equipos no le fue bien, por eso esto es un poco de justicia con Joselo, campeón con Ceibal luego de un gran trabajo. Se lo merecía», dijo sobre su tío.
«Él trata de inculcar en el jugador joven sobre todo una profesionalidad muy importante. Más allá que sabemos estamos en un fútbol amateur, hay cosas que se deben mejorar para ser más profesional en el trabajo que se hace».
OTEANDO EL FÚTBOL
«Desde el palco del Dickinson, como lo hicimos en otros partidos, uno desde ahí ve otras situaciones que surgen dentro de la cancha, por eso le mandaba mensajes de Whatsapp a Darío Rondán, para que hiciera escuchar a ciertos jugadores, no tanto sobre cuestiones individuales sino sobre cuestiones tácticas del equipo».
«Sé debido a mis estudios y a las capacitaciones como entrenador, que a nivel de cancha solo se ve un 30% de lo que pasa en el partido. Mientras que de otra posición más arriba se puede ver más y mejor, y por eso nos mandamos mensajes. No hacemos nada extraordinario, porque eso se hace comúnmente en el fútbol profesional, que es lo que nosotros tratamos de hacer».
Sobre la final, expresó: «Como toda final, ví un partido muy trabado, muy cortado, veíamos que pequeños detalles iban a hacer la diferencia, que el equipo que se equivocara menos iba a llevarse el partido, cosa que termina pasando en los penales. Allí creció la figura de Jorge Fleitas, nadie desconoce sus condiciones. Al principio venía de una lesión, no lo queríamos apurar, es un golero que jugó en el fútbol profesional, que formó parte de Peñarol del 2011 con Diego Aguirre, era uno de los tres goleros en ese momento y estuvo en la final de la Copa Libertadores de 2011 con Sebastián Sosa y Fabián Carini».