domingo 5 de febrero, 2023
  • 8 am

Familiares de joven que sufrió siniestro de tránsito denuncian “demora de asistencia” en Hospital Salto

Por Andrés Torterola.
Lucía Lorena Rosas de 21 años sufrió un siniestro de tránsito en Avenida Manuel Oribe el día 23 de octubre de este año y a las 19 horas arribó a la emergencia del Hospital Regional Salto en estado crítico. La joven manejaba una moto y por razones que se tratan de establecer, chocó contra un auto que estaba estacionado. Al caer sufrió un golpe en la cabeza y perdió el conocimiento. En diálogo con CAMBIO, Esteban Rosas -padre de la accidentada- dijo que cuando llegaron al hospital, le notificaron que a su hija le iban a realizar una tomografía. A las 21 aproximadamente les notificaron a los familiares que estaban esperando el resultado de los estudios.
5 HORAS PARA SER OPERADA
Rosas dijo que pasaron cuatro horas y media sin hacerle ese estudio y por tanto horas después el cirujano manifestó que la joven había estado muchas horas sin atención. “Le hicieron la tomografía porque nosotros fuimos, golpeamos y exigimos que se la hicieran. A las 23:30 la llevaron al Centro Médico, posteriormente nos comunicaron que le iban a hacer una cirugía urgente en el Sanatorio Panamericano ya que había una inflamación importante en el cerebro. Mientas se hacían las gestiones demoraron una hora más, desde que llegó a la emergencia hasta que la llevaron a block quirúrgico hubo una demora de más de cinco horas”.
“LA TIRARON EN UNA CAMA”
“Existe mala atención en el HRS porque no hacen todos los estudios que deben hacerle en forma urgente, cuando dijeron que estaban esperando el resultado de la tomografía nos mintieron porque no le habían hecho nada”, dijo Rosas. El cirujano la operó a la 1 de la mañana Y le dijo a la familia que si se hubieran hecho todo rápido la joven quedaría con secuelas, pero había otras posibilidades. “La recibieron en el HRS la tiraron en una cama y la dejaron ahí”. Lucía Lorena Rosas estuvo dos meses en el CTI del HRS, donde se encontraba estable con algunas mejorías, abrió los ojos y reconocía a los familiares. Al ver su evolución solicitaron la presencia de un neurólogo, oftalmólogo y otros médicos especialistas, pero obtuvieron una respuesta negativa porque la paciente iba a ser vista por esos especialistas, “pero era todo mentira lo que nos dijeron ahí”, aseguró el padre de la joven.
EL PEOR FINAL
En un momento determinado les dicen a los familiares que no la podían tener más en el CTI ya que la joven había evolucionado, la doctora que la está atendiendo en este momento dijo que le hicieron un análisis de sangre y constataron la presencia de un virus, “los médicos de CTI sabían que ella tenía ese virus y la mandaron a sala, es un virus que es resistente a los medicamentos”, dijo Rosas. Las autoridades del hospital le dijeron a la familia que debían llevarla a domicilio, pero les resultó complejo poder atenderla en forma adecuada. Sus padres pidieron que se la trasladara al Hospital de Tacuarembó, pero las autoridades del HRS se negaron. Lamentablemente tras varias semanas en estado crítico Lucía falleció en las últimas horas.