jueves 2 de febrero, 2023
  • 8 am

Médicos expresan preocupación por actitud de pacientes que graban consultas sin autorización

Por Andrés Torterola.
Según información recibida por CAMBIO, existe molestia por parte de algunos médicos que son grabados por sus pacientes en el consultorio o cuando un parte de un enfermo, con distintas intenciones como por ejemplo confrontar la grabación con la opinión de los galenos. Para saber las consecuencias que puede ocasionar esta acción entrevistamos al abogado Daniel Volpi, quien al referirse al tema explicó que en todos los casos el paciente debe pedir autorización al médico para grabar la consulta, de lo contrario se trata de una grabación ilícita y probablemente no se pueda utilizar como prueba en el caso que haya una denuncia ante la justicia. Sin embargo dijo que existe otra posición que sugiere que se analice el contexto y según las características podrá ser válida en caso que hubiera alguna denuncia penal o que se iniciara un proceso.
DOCTRINA DEL FRUTO DEL ÁRBOL ENVENENADO
La jurisprudencia es un conjunto de decisiones y sentencias emitidas que crean una pauta para solucionar problemas jurídicos semejantes, en tal sentido el Dr. Volpi dijo que con el tiempo va cambiando, pero existe una doctrina denominada de los frutos del árbol envenenado que es la teoría de que cualquier prueba que directamente o indirectamente y por cualquier nexo se pudiera relacionar con una prueba nula debe también considerarse nula. Es una doctrina que hace referencia a las pruebas de un delito obtenidas de manera ilícita, las cuales impedirán posteriormente en el proceso judicial que puedan ser utilizadas en contra de cualquier persona, en el sentido de que cualquier prueba que directa o indirectamente y por cualquier nexo esté viciada, debe ser prueba nula.
PODRÍA CONSIDERARSE LÍCITA
El Dr. Vopi reiteró que en todas las situaciones está mal grabar sin la autorización del médico porque se estarían violando preceptos constitucionales como ser el derecho a la privacidad en el hogar, en el ambiente de trabajo, es una acción violatoria de un precepto constitucional.
El Jurisconsulto expresó que esta tendencia estuvo firme durante 20 años, pero desde el año 2010 se revirtió la jurisprudencia en ese sentido, algunos abogados ven que existen casos que los pacientes están muchas veces en un estado de desprotección total frente al médico, qué pruebas se tiene cuando existe una presunta mala praxis, en este caso una prueba puede ser la grabación, por lo tanto, teniendo en cuenta la circunstancia la prueba podría ser considerada lícita. Siempre hay dos bibliotecas, hasta hace 20 años atrás había una tendencia firme que si se grababa sin permiso se violaba la Constitución, en los últimos años no se toma el mismo criterio, sino que se deben observar detenidamente las circunstancias.