sábado 28 de enero, 2023
  • 8 am

“Lima y Cosse: el pan y circo, nunca es gratis”

Agustin Radesca
Por

Agustin Radesca

4 opiniones

Por Agustín Radesca
En la Antigua Roma Imperial, aquella de los “Cesares”, en la cual en época de crisis e inestabilidad política, económica y social se recurría a un muy eficiente mecanismo de control social, que hoy en día es conocido como la política de “Pan y Circo”. Ésta consiste en una práctica clientelar que redunda en la dación gratuita o de muy bajos costos de alimentos y/o brindar espectáculos públicos para entretener a la población en situaciones de inestabilidad como se mencionó anteriormente.
En el día de hoy, es notorio que dicha práctica política no ha caído en desuso, sino que todo lo contrario, se sigue implementando pero con una clara adaptación al siglo XXI.
Como ejemplo notorio tenemos a la Intendente de Montevideo de Carolina Cosse, a quien hemos visto impulsar, y llevar a cabo esta política de manera constante, perpetua desde el comienzo de su mandato celebrando espectáculos públicos a diestra y siniestra. Pero claro, ¿A costa de qué? ¿De tratar de rescatar un rédito electoral? ¿De despistar a la gente del despilfarro que se lleva cabo con el dinero de todos los montevideanos? Bueno, todo apunta a la respuesta afirmativa a estas preguntas.
Pero la pregunta que cabe hacerse es la siguiente: ¿Cómo se financiaba tal práctica en aquel lejano entonces y como se financia hoy en día? La respuesta es de muy fácil alcance, a través del aumento de la carga tributaria al contribuyente, al pueblo, el cual en su mayoría muchas veces desconoce que para celebrarse estos espectáculos se lo grava para con mayores tributos para el financiamiento de éstas.
Siguiendo el ejemplo expuesto at supra, el de Cosse; hemos visto en días pasados que a pesar de la baja en los combustibles, la Intendente ha tomado la decisión de llevar a cabo un aumento el boleto del 8% a partir del 5 del mes de Enero. A la misma no le ha bastado con los distintos fideicomisos celebrados o prestamos con el BID para seguir financiando su gestión-campaña electoral, sino que ahora recurre a tocarle el bolsillo a los que menos tienen sin brindar un fundamento técnico valido para justificar el novel aumento tributario.
Ahora me dirijo expresamente al lector, quien debe hacerse la siguiente pregunta: Si esta es la línea que sigue el actuar de los Intendentes Frentistas para celebrar estas prácticas clientelares, ¿Cuánto falta para que el Intendente actual de nuestro querido Salto recurra a artilugios similares para seguir con este “Pan y Circo” que está llevando a cabo?
Siendo ésta la primera columna de este joven estudiante que da sus primeros pasos dentro de la palestra pública y dentro de espectro político, hago un reparo para desearles a todos, un buen comienzo de año.